Abe visita a Trump

10.02.2017

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, visita al presidente estadounidense, Donald Trump, en Washington. La misión diplomática se extenderá de jueves a lunes y se dedicará a fortalecer las relaciones entre Estados Unidos y Japón.

Factor de unificación

El factor común entre los Estados Unidos y Japón es la cuestión china. China es un rival geopolítico histórico de Japón en la región. Sin embargo, las relaciones entre Estados Unidos y China son más complicadas. La cooperación económica entre las dos potencias mundiales se puede denominar Chimérica, como una simbiosis de intereses globalistas chinos y estadounidenses.

Obama, mientras amenazaba a China mostrando el poder de la marina estadounidense cerca de China, no se ha apartado del concepto básico de Chimérica. Sin embargo, Donald Trump está a favor de la política del America First y tenderá a intensificar las relaciones entre Estados Unidos y China. Esto, por supuesto, interesa al Japón oficial.

El futuro de las relaciones entre Estados Unidos y Japón

Abe busca la aprobación de Trump para que Japón gane más soberanía y aumente su propio poder militar.

Shinzo Abe está en su tercer mandato como primer ministro de Japón. Quiere convertir a Japón en un país independiente, que desempeñe un gran papel político y económico. En los últimos 20 años la economía japonesa ha permanecido estancada. Abe hace muchas cosas para restablecer el prestigio de las fuerzas japonesas. Estableció un plan decenal de política militar de Japón. También ha firmado un acuerdo ampliado con los Estados Unidos, según el cual Japón asume un mayor papel.

Abe busca la aprobación de Trump para que Japón gane más soberanía y aumente su propio poder militar.

La posición de Trump en esto ha podido insinuarse por sus tweets antes de acceder a la presidencia de los EEUU. "Japón es mejor si se protege contra este maniático de Corea del Norte", dijo Trump a la CNN en marzo. "Estamos mejor francamente si Corea del Sur empieza a protegerse... ellos tienen que protegerse o tienen que pagarnos". Trump incluso twitteó que Japón podría plantear su propia fuerza nuclear.

La otra variante es que las necesidades geopolíticas de EE.UU. pueden requerir que aumente su presencia militar, sin embargo razones económicas e ideológicas pueden llevar a Trump a apoyar la soberanía japonesa. Abe llegó a los Estados Unidos principalmente para avanzar en las relaciones entre Estados Unidos y Japón.