Elecciones en Estados Unidos: las predicciones se hacen realidad

Terminó en los Estados Unidos otra etapa de la carrera presidencial. Los partidarios del Partido Republicano participaron en las primarias de los estados de Arizona y Utah, y los demócratas, además de en estos dos estados, votaron también en Idaho. El resultado de la votación coincide con la previsión del centro analitico Katehon publicada ayer.

Arizona libre y Utah ocupada

Donald Trump ganó en Arizona por un amplio margen y recibió los 58 votos de los delegados del estado. En Utah, como era de esperar, ganó el protegido de las élites financieras globales, Ted Cruz. La secta de los mormones, conocida por su autoritaria y rígida estructura, una vez más demostró su disciplina: más del 70% de los republicanos votaron por Cruz. Los mormones están asociados con el establishment y los lobbys, y por lo tanto el candidato al que apoyen sirve a los intereses de la élite financiera y no a los estadounidenses comunes y corrientes. A pesar de la victoria del Ted Cruz en Utah, el número total de delegados de los tres perseguidores principales de Trump (Cruz, Kasich y Rubio) sigue siendo inferior al del multimillonario.

La carrera demócrata muy aburrida

Como era de esperar, Hillary Clinton ganó por un amplio margen en Arizona, y Sanders obtuvo el apoyo de la población blanca de Utah y Idaho. Sin embargo, todavía hay muy pocas posibilidades para adelantar a su oponente: la brecha entre los dos candidatos es de casi 800 delegados.