Todo lo que se sabe sobre los ataques turcos en Siria en 7 puntos

Ankara ha continuado los ataques contra los kurdos en el noroeste de Siria advirtiendo, además, de que Turquía y Arabia Saudita podrían lanzar una operación terrestre.

Ataque contra los kurdos

El 13 de febrero, Turquía lanzó un ataque de artillería contra la base aérea de Minnigh, cerca de la ciudad de Azaz, en la provincia siria de Alepo, que recientemente fue recuperada por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG) de manos de los rebeldes islamistas. Ankara considera la YPG y el partido kurdo sirio Unión Democrática (PYD) ramas del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), representantes durante décadas de la insurgencia contra el Estado turco.

El ataque de artillería se produjo poco después de que el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, anunciara que Ankara podría emprender una acción militar contra el PYD. "Si es necesario podemos tomar las mismas medidas en Siria que ya tomamos en Irak y [en las montañas del kurdistán iraquí de] Qandil", señaló.

Ataque contra el Ejército sirio

Pocas horas después, se informó de que además de los ataques contra las posiciones kurdas, el Ejército turco también ha lanzado un ataque contra posiciones del Ejército sirio supuestamente en respuesta a un ataque previo contra un puesto de control en la región turca de Hatay.

"El ataque a los kurdos es una medida de respuesta"

Ahmet Davutoglu ha afirmado que las tropas turcas han bombardeado las posiciones kurdas en Siria por represalia. En concreto, ha insistido en que el Ejército ha respondido a un ataque de las fuerzas del PYD cerca de Azaz. Davutoglu ha exigido que las YPG se retiren de Azaz y de la base aérea de Minnigh, y ha advertido al grupo que no la utilice para atacar a Turquía o las fuerzas de la oposición siria.

Los kurdos no darán un paso atrás

Las YPG aseguran que no darán un paso atrás de las zonas del norte del país. "Hace poco tomamos la base aérea de Meneg y ahora estamos cerca de hacer lo mismo en Tel Rifaat", explicó un portavoz de las YPG. "Nuestro objetivo es combatir y expulsar al Estado Islámico de los territorios que controlan. Turquía quiere hacernos volver hasta Afrin, pero eso no va a pasar. Estamos avanzando y no nos retiraremos" insistió.