"¿Cuáles son las diferencias entre la Iglesia Católica y Iglesia Ortodoxa?"

05.12.2020

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

El 11 de febrero, el Patriarca Kirill de Moscú y todas las Rusias inicia su primera visita pastoral a América Latina, que durará hasta el 22 de febrero y cubrirá Cuba, Brasil y Paraguay. El próximo 12 de febrero, en el Aeropuerto Internacional José Martí de la capital cubana, el jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa se reunirá con el Papa Francisco, quien hará una escala en su camino a México. Se realizará por primera vez el encuentro de las autoridades de la Iglesia Ortodoxa Rusa y la Iglesia Católica Romana desde hace 20 años. Como señaló Vladimir Legoyda, presidente del Departamento sinodal para las relaciones de la Iglesia con la sociedad y los medios de comunicación, “la próxima reunión histórica se debe a la necesidad de una acción conjunta para ayudar a las comunidades cristianas de Oriente Medio”. Aunque siguen sin resolverse muchos problemas entre la Iglesia ortodoxa rusa y la Iglesia católica romana, la protección del genocidio de los cristianos de Oriente Medio es un desafío que requiere esfuerzos conjuntos urgentes”, dijo Legoida. Según él, "el éxodo de cristianos de Oriente Medio y África del Norte es un desastre para todo el mundo".

¿Qué problemas entre la Iglesia Ortodoxa Rusa y la Iglesia Católica Romana siguen sin resolverse?

¿Cuál es la diferencia general entre la Iglesia católica y la ortodoxa? Los católicos y los cristianos ortodoxos responden a esta pregunta de formas ligeramente diferentes. ¿De qué forma exactamente?

Los católicos sobre la ortodoxia y el catolicismo

La esencia de la respuesta católica a la pregunta sobre las diferencias entre católicos y ortodoxos es la siguiente:

Los católicos son cristianos. El cristianismo se divide en tres áreas principales: catolicismo, ortodoxia y protestantismo. Pero no hay una sola Iglesia Protestante (hay varios miles de denominaciones Protestantes en el mundo), y la Iglesia Ortodoxa incluye varias Iglesias que son independientes unas de otras. Entonces, además de la Iglesia Ortodoxa Rusa (ROC), está la Iglesia Ortodoxa de Georgia, la Iglesia Ortodoxa Serbia, la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Ortodoxa Rumana, etc. Las iglesias ortodoxas están gobernadas por patriarcas, metropolitanos y arzobispos. No todas las Iglesias ortodoxas tienen comunión entre sí en las oraciones y los sacramentos (que es necesario para que las Iglesias individuales sean parte de la única Iglesia Universal según el catecismo del Metropolitano Filaret) y se reconozcan mutuamente como verdaderas iglesias. Incluso en la propia Rusia hay varias Iglesias ortodoxas (la propia Iglesia Ortodoxa Rusa, la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, etc.). De esto se deduce que la ortodoxia mundial no tiene un liderazgo unificado. Pero los ortodoxos creen que la unidad de la Iglesia ortodoxa se manifiesta en una sola doctrina y en la comunión mutua en los sacramentos.

El catolicismo es una Iglesia universal. Todas las partes de ella en diferentes países del mundo están en comunicación entre sí, comparten un solo credo y reconocen al Papa como su cabeza. En la Iglesia Católica hay una división en ceremonias (comunidades dentro de la Iglesia Católica, que se diferencian entre sí en las formas de culto litúrgico y la disciplina eclesiástica): romanas, bizantinas, etc. Por lo tanto, hay católicos romanos, católicos bizantinos, etc., pero todos son miembros de la misma Iglesia.

 Los católicos sobre las diferencias entre las iglesias católica y ortodoxa

1) La primera diferencia entre las Iglesias católica y ortodoxa es la diferente comprensión de la unidad de la Iglesia. Para los ortodoxos es suficiente compartir una fe y los sacramentos, los católicos, además de esto, ven la necesidad de un solo líder de la Iglesia: el Papa;

2) La Iglesia Católica se diferencia de la Iglesia Ortodoxa en su comprensión de la universalidad o catolicidad. Los ortodoxos afirman que la Iglesia Ecuménica está "encarnada" en cada Iglesia local encabezada por un obispo. Los católicos agregan que esta Iglesia local debe tener comunión con la Iglesia Católica Romana local para pertenecer a la Iglesia Universal.

3) La Iglesia Católica confiesa en el Credo que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo ("filioque"). La Iglesia Ortodoxa confiesa el Espíritu Santo procediendo únicamente del Padre. Algunos santos ortodoxos hablaron sobre la procedencia del Espíritu desde el Padre hasta el Hijo, lo que no contradice el dogma católico.

4) La Iglesia Católica confiesa que el sacramento del matrimonio se concluye de por vida y prohíbe el divorcio, la Iglesia Ortodoxa en algunos casos permite el divorcio; 

5) La Iglesia Católica ha proclamado el dogma del purgatorio. Este es el estado de las almas después de la muerte, destinadas al paraíso, pero aún no preparadas para él. No hay purgatorio en la enseñanza ortodoxa (aunque hay algo similar: ordalías). Pero las oraciones de los ortodoxos por los muertos sugieren que hay almas en un estado intermedio, para quienes todavía hay una esperanza de ir al cielo después del Juicio Final;

6) La Iglesia Católica ha adoptado el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Esto significa que incluso el pecado original no tocó a la Madre del Salvador. Los ortodoxos glorifican la santidad de la Madre de Dios, pero creen que ella nació con el pecado original, como todas las personas;

7) El dogma católico de llevar a María al cielo en cuerpo y alma es una continuación lógica del dogma anterior. Los ortodoxos también creen que María en el cielo habita en cuerpo y alma, pero esto no está consagrado dogmáticamente en la enseñanza ortodoxa.

8) La Iglesia Católica ha adoptado el dogma de la supremacía del Papa sobre toda la Iglesia en asuntos de fe y moralidad, disciplina y gobierno. Los ortodoxos no reconocen la supremacía del Papa;

9) En la Iglesia Ortodoxa, predomina un rito. En la Iglesia católica, este rito, que se originó en Bizancio, se llama bizantino y es uno de varios. En Rusia, el rito romano (latino) de la Iglesia católica es más conocido. Por lo tanto, las diferencias entre la práctica litúrgica y la disciplina eclesiástica de los ritos bizantino y romano de la Iglesia católica a menudo se confunden con las diferencias entre la ROC (Iglesia Ortodoxa Rusa) y la Iglesia católica. Pero si la liturgia ortodoxa es muy diferente de la misa del rito romano, entonces es muy similar a la liturgia católica del rito bizantino. Y la presencia de sacerdotes casados ​​de la ROC tampoco es una diferencia, ya que también están en el rito bizantino de la Iglesia católica;

10) La Iglesia Católica proclamó el dogma de la infalibilidad del Papa en materia de fe y moralidad en aquellos casos en que él, de acuerdo con todos los obispos, afirma lo que la Iglesia Católica ya ha creído durante muchos siglos. Los creyentes ortodoxos creen que solo las decisiones de los Concilios Ecuménicos son infalibles; 

11) La Iglesia Ortodoxa toma decisiones sólo de los primeros siete Concilios Ecuménicos, mientras que la Iglesia Católica se guía por las decisiones de 21 Concilios Ecuménicos, el último de los cuales fue el Concilio Vaticano II (1962-1965).

Cabe señalar que la Iglesia Católica reconoce que las Iglesias ortodoxas locales son verdaderas Iglesias, habiendo preservado la sucesión apostólica y los verdaderos sacramentos. 

A pesar de las diferencias, los católicos y los cristianos ortodoxos profesan y predican en todo el mundo una fe y una enseñanza de Jesucristo. Una vez los errores y los prejuicios humanos nos separaron, pero hasta ahora, la fe en un Dios nos une.

Jesús oró por la unidad de sus discípulos. Sus discípulos somos todos nosotros, tanto católicos como ortodoxos. Unámonos a su oración: “Que todos sean uno como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Jn 17, 21). El mundo incrédulo necesita nuestro testimonio común de Cristo. Pensamiento tan inclusivo y conciliador, como nos aseguran los católicos rusos, la Iglesia católica occidental moderna. 

Visión ortodoxa de la ortodoxia y el catolicismo, sus puntos en común y diferencias

La división final de la Iglesia Una Cristiana en Ortodoxia y Catolicismo tuvo lugar en 1054.

Tanto la Iglesia ortodoxa como la católica romana se consideran a sí mismas sólo "una Iglesia santa, católica (universal) y apostólica" (el Credo de Niceo-Constantinopla).

La actitud oficial de la Iglesia Católica Romana hacia las iglesias orientales (ortodoxas) que no están en comunión con ella, incluidas las iglesias ortodoxas locales, se expresa en el Decreto del Concilio Vaticano II "Unitatis redintegratio":

"Un número considerable de comunidades se han separado de la plena comunión con la Iglesia católica, a veces no sin culpa de las personas. sino de ambos lados. Sin embargo, los que ahora nacen en tales comunidades y están llenos de fe en Cristo no pueden ser culpados del pecado de la separación, y los católicos de la Iglesia los acepta con respeto y amor fraterno, porque quienes creen en Cristo y han recibido debidamente el bautismo y están en cierta comunión con la Iglesia Católica, aunque sea incompleta... Sin embargo, justificados por la fe en el bautismo, se combinan con Cristo y, por tanto, llevan legítimamente el nombre de cristianos, y los hijos de la Iglesia Católica los reconocen legítimamente como hermanos en el Señor ".

La actitud oficial de la Iglesia Ortodoxa Rusa hacia la Iglesia Católica Romana se expresa en el documento "Principios básicos de la actitud de la Iglesia Ortodoxa Rusa hacia los no ortodoxos": 

“El diálogo con la Iglesia Católica Romana fue y debe construirse en el futuro, teniendo en cuenta el hecho fundamental de que es una Iglesia en la que se conserva la sucesión apostólica de las ordenaciones. Al mismo tiempo, parece necesario tener en cuenta la naturaleza del desarrollo de los fundamentos doctrinales y el espíritu de la Iglesia Católica, que a menudo va en contra de la Tradición y la experiencia espiritual de la Iglesia Antigua”.

Principales diferencias en el dogma

Triadología:

• La ortodoxia no acepta la formulación católica del Filioque en el Credo de Nicea-Constantinopla, que habla de la procedencia del Espíritu Santo no solo del Padre, sino también “del Hijo” (lat. Filioque).

• La ortodoxia profesa dos formas diferentes de ser la Santísima Trinidad: la existencia de Tres Personas en Esencia y su manifestación en energía. Los católicos romanos, como Barlaam di Seminara (el oponente de San Gregorio Palamas), consideran que la energía de la Trinidad ha de ser creada: la zarza, la gloria, la luz y las lenguas ardientes del Pentecostés se apoyan en ellos como símbolos creados que, una vez surgidos, dejan de existir.
• La Iglesia Occidental considera que la gracia es una consecuencia de la Causa Divina, similar al acto de la creación. 

• El Espíritu Santo en el catolicismo romano se interpreta como amor (conexión) entre el Padre y el Hijo, entre Dios y las personas, mientras que en la ortodoxia el amor es la energía común de las Tres Personas de la Santísima Trinidad, de lo contrario el Espíritu Santo perdería su apariencia hipostática al identificarse con el amor.

En el Credo ortodoxo, que leemos todas las mañanas, se dice lo siguiente sobre el Espíritu Santo: "Y en el Espíritu Santo, el Señor vivificante, que es del Padre saliente...". Estas palabras, así como todas las demás palabras del Símbolo de la Fe, encuentran su confirmación exacta en las Sagradas Escrituras. Entonces, en el Evangelio de Juan (15, 26), el Señor Jesucristo dice que el Espíritu Santo viene del Padre. El Salvador dice: "Cuando venga el Consolador, a quien os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, que procede del Padre". Creemos en un solo Dios en la Trinidad del Santo Adorador: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Dios es uno en esencia, pero triple en personas, que también se llama hipóstasis. Las tres hipóstasis son iguales, adorables e iguales. Se diferencian solo en sus propiedades: el Padre no ha nacido, el Hijo ha nacido, el Espíritu Santo viene del Padre. El Padre es el único comienzo (ἀρχὴ) o la única fuente (πηγή) de la Palabra y el Espíritu Santo.

Mariológico:

• La ortodoxia rechaza el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

• En el catolicismo, la hipótesis de la creación directa de las almas por Dios tiene valor en el dogma, lo que sirve de soporte al dogma de la Inmaculada Concepción.

• La ortodoxia también rechaza el dogma católico de la ascensión corporal de la Virgen.

Otros:

• La ortodoxia reconoce siete Concilios que pasaron antes del Gran Cisma como Ecuménicos, mientras que el catolicismo reconoce veintiún Concilios como Ecuménicos, incluidos los que tuvieron lugar después del Gran Cisma.

• La ortodoxia rechaza el dogma de la infalibilidad (inenarrancia) del Papa y su supremacía sobre todos los cristianos.

• La ortodoxia no acepta la doctrina del purgatorio, así como la doctrina del "mérito superlativo de los santos".

• La doctrina de las ordalías existentes en la ortodoxia está ausente en el catolicismo.

• La teoría del desarrollo dogmático, formulada por el Cardenal Newman, es aceptada por la enseñanza oficial de la Iglesia Católica Romana. En la teología ortodoxa, el problema del desarrollo dogmático nunca ha jugado el papel clave que ha adquirido en la teología católica desde mediados del siglo XIX. El desarrollo dogmático comenzó a discutirse en el entorno ortodoxo en relación con los nuevos dogmas del Concilio Vaticano I. Algunos autores ortodoxos consideran aceptable el "desarrollo dogmático" en el sentido de una definición verbal cada vez más precisa del dogma y una expresión cada vez más precisa de la Verdad aprendida en la palabra. Al mismo tiempo, este desarrollo no significa que la “comprensión” de Apocalipsis esté progresando o desarrollándose.

Con cierta ambigüedad en la determinación de la posición final sobre este problema, se vislumbran dos aspectos que son característicos de la interpretación ortodoxa del problema: la identidad de la conciencia eclesiástica (la Iglesia no conoce la verdad menos y de otra manera que la conocía en la antigüedad; los dogmas se entienden simplemente como una comprensión del hecho de lo que existió en la Iglesia siempre, a partir de la época apostólica) y la atención a la cuestión de la naturaleza del conocimiento dogmático (la experiencia y la fe de la Iglesia es más amplia y más plena que su palabra dogmática; la Iglesia da testimonio de muchas cosas no en dogmas, sino en imágenes y símbolos; la tradición en su totalidad es garante de la ausencia de contingencias históricas; la integridad de la Tradición no depende del desarrollo de la conciencia dogmática; por el contrario, las definiciones dogmáticas son sólo una expresión parcial e incompleta de la integridad de la Tradición). 

En la ortodoxia, hay dos puntos de vista sobre los católicos. 

• El primero considera herejes a los católicos que distorsionaron el Credo de Nicea-Constantinopla (agregando el lat. Filioque).

• El segundo - cismáticos que se separaron de la Iglesia Católica Apostólica Unida.

Los católicos, a su vez, consideran a los ortodoxos como cismáticos que se han separado de la Iglesia Una, Ecuménica y Apostólica, pero no los consideran herejes. La Iglesia Católica reconoce que las Iglesias ortodoxas locales son verdaderas Iglesias que han preservado la sucesión apostólica y los verdaderos sacramentos. 

Algunas diferencias entre los ritos bizantino y latino

Existen diferencias rituales entre el rito litúrgico bizantino, que está más extendido en la ortodoxia, y el rito latino, que está más extendido en la Iglesia católica. Sin embargo, las diferencias rituales, a diferencia de las dogmáticas, no son de naturaleza fundamental: hay iglesias católicas que utilizan la liturgia bizantina en el culto (ver Greco Católicos) y comunidades ortodoxas de rito latino (ver Rito occidental en la ortodoxia). Las diferentes tradiciones rituales implican diferentes prácticas canónicas:

En el rito latino, el bautismo es común por aspersión en lugar de por inmersión. La fórmula bautismal es ligeramente diferente.

Los Padres de la Iglesia en muchos de sus escritos hablan del bautismo de inmersión. San Basilio el Grande: "El Gran Sacramento del Bautismo se realiza mediante tres inmersiones e invocaciones iguales del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, para que la imagen de la muerte de Cristo quede impresa en nosotros y las almas de los bautizados sean iluminadas por la tradición de Dios".

Así bautizó en San Petersburgo en los años 90 Vladimir Tsvetkov - hasta altas horas de la noche, después de la liturgia y el servicio de oración, sin sentarse, sin comer nada, hasta que comulga al último bautizado, listo para la Comunión, y él mismo brilla y dice casi en un susurro: “Bauticé seis”, como si “hoy di a luz a seis en Cristo él mismo nació de nuevo". ¿Cuántas veces se pudo haber observado esto: en el enorme templo vacío del Salvador no hecho por las manos en el Konyushennaya (1), detrás de una pantalla, al atardecer del día, el sacerdote, sin notar a nadie, permaneciendo en algún lugar donde no se le puede alcanzar, camina alrededor de la pila y conduce una línea de los mismos separados vestidos con las "vestiduras de la verdad" de nuestros nuevos hermanos y hermanas que no pueden ser reconocidos? Y el sacerdote, con una voz completamente ajena, glorifica al Señor para que todos abandonen sus obediencias y vengan corriendo a esta voz, procedente de otro mundo, a la que ahora están implicados los recién bautizados, recién nacidos, sellados con el “sello del don del Espíritu Santo” (Padre Kirill Sajarov). 

La confirmación en el rito latino se realiza después de alcanzar una edad consciente y se llama confirmación ("confirmación"), en el rito oriental, inmediatamente después del sacramento del bautismo, con el que estos últimos se unen en un solo rito (con la excepción de la recepción de los no ungidos cuando se transfieren de otras confesiones).

El bautismo por aspersión nos llegó del catolicismo ...

En el rito occidental para el sacramento de la confesión, las confesiones están muy extendidas, lo que está ausente en el bizantino.

En las iglesias católica ortodoxa y griega, el altar suele estar separado de la parte central del templo por un iconostasio. En el rito latino, el altar es el nombre del propio altar, que generalmente se encuentra en un presbiterio abierto (pero la barrera del altar, que se ha convertido en el prototipo de los iconostasios ortodoxos, puede permanecer). En las iglesias católicas, las desviaciones de la orientación tradicional del altar hacia el este son mucho más comunes que en las iglesias ortodoxas.

En el rito latino, durante mucho tiempo, hasta el Concilio Vaticano II, la comunión de los laicos fue generalizada bajo una forma (Cuerpo), y el clero bajo dos tipos (Cuerpo y Sangre). Después del Concilio Vaticano II, la comunión de los laicos se distribuyó nuevamente bajo dos formas. 

En el rito oriental, los niños comienzan a recibir la comunión desde la infancia; en el rito occidental, se acercan a la primera comunión solo a la edad de 7-8 años. 

En el rito occidental, la liturgia se celebra con pan sin levadura (Hostia), en la tradición oriental con pan con levadura (Prosphora). 

La señal de la cruz para los católicos ortodoxos y griegos se realiza de derecha a izquierda y de izquierda a derecha para los católicos de rito latino.

Los sacerdotes occidentales y orientales tienen diferentes vestimentas litúrgicas.

En el rito latino, un sacerdote no puede casarse (con la excepción de casos raros, especialmente estipulados) y está obligado a tomar un voto de celibato antes de la ordenación; en el oriental (tanto para los cristianos ortodoxos como para los católicos griegos), el celibato es obligatorio solo para los obispos.

La Cuaresma en el rito latino comienza el Miércoles de Ceniza y en el rito bizantino del Lunes Limpio. El Ayuno de Natividad (en el rito occidental - Adviento) tiene una duración diferente.

En el rito occidental, se acepta un arrodillamiento prolongado, en el ritual oriental, postraciones en el suelo, en relación con las cuales aparecen bancos con estantes para arrodillarse en las iglesias latinas (los creyentes se sientan solo durante las lecturas, sermones, ofrendas del Antiguo Testamento y Apostólicos), y para el rito oriental es importante que haya suficiente espacio para que el adorador se incline hasta el suelo. Al mismo tiempo, no solo las stasidias tradicionales a lo largo de las paredes están muy extendidas en las iglesias greco-católica y ortodoxa de diferentes países, sino también en filas de bancos del tipo "occidental" paralelos a la suela.

Junto a las diferencias, existe una correspondencia entre los servicios de los ritos bizantino y latino, exteriormente ocultos tras varios nombres adoptados en las Iglesias:

En el catolicismo, se acostumbra hablar de transubstanciación (lat. Transsubstantiatio) del pan y el vino en el verdadero Cuerpo y Sangre de Cristo, en la ortodoxia se habla más a menudo del cambio (griego μεταβολή), aunque el término "transubstanciación" (griego μετουσίωσις) también se usa desde el siglo XVII conciliarmente.

En la ortodoxia y el catolicismo, las opiniones difieren sobre el tema del divorcio del matrimonio por la iglesia: los católicos consideran que el matrimonio es fundamentalmente indisoluble (en este caso, el matrimonio celebrado puede ser invalidado como resultado de las circunstancias reveladas que sirven como un obstáculo canónico para el matrimonio legal), según el punto de vista ortodoxo, el adulterio destruye el matrimonio de hecho, que permite a la parte inocente volver a casarse.

Los cristianos orientales y occidentales usan una formula pascual diferente, por lo que las fechas de la Pascua coinciden solo en el 30% de los casos (mientras que algunas iglesias católicas orientales usan la Pascua "oriental" y la iglesia ortodoxa finlandesa, la "occidental").

En el catolicismo y la ortodoxia, hay fiestas que están ausentes en otras confesiones: las fiestas del Corazón de Jesús, del Cuerpo y Sangre de Cristo, del Inmaculado Corazón de María, etc. en el catolicismo; fiestas de la Posición de la venerable Túnica de la Santísima Theotokos, el Origen de los venerables árboles de la Cruz vivificante, etc. en la Ortodoxia. Debe tenerse en cuenta que, por ejemplo, una serie de fiestas que se consideran significativas en la Iglesia Ortodoxa Rusa están ausentes en otras iglesias ortodoxas locales (en particular, la Protección de la Santísima Theotokos), y algunas de ellas son de origen católico y fueron adoptadas después del cisma (Adoración de las cadenas honestas del Apóstol Pedro, Traslado de las reliquias de San Nicolás el Taumaturgo).

Los cristianos ortodoxos no se arrodillan los domingos, pero los católicos sí.

El ayuno católico es menos estricto que el ortodoxo y sus normas se han relajado oficialmente con el tiempo. El ayuno eucarístico mínimo en el catolicismo es de una hora (antes del Concilio Vaticano II, el ayuno era obligatorio desde la medianoche), en la ortodoxia - al menos 6 horas en los servicios nocturnos festivos (Pascua, Navidad, etc.) y antes de la Liturgia de los Dones Presantificados (“sin embargo, la abstinencia antes de la comunión <en la Liturgia de los Dones Presantificados> desde la medianoche al comienzo del día dado es muy loable y aquellos que tienen fuerza física pueden mantenerla'' - según la resolución del Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa del 28 de noviembre de 1968), y antes de las Liturgias de la mañana - desde la medianoche.

A diferencia de la ortodoxia, en el catolicismo se adopta el término "bendición del agua", mientras que en las iglesias orientales es "consagración del agua".

El clero ortodoxo en su mayoría usa barba. El clero católico generalmente no tiene barba.

En la ortodoxia, los difuntos se conmemoran especialmente los días 3, 9 y 40 después de la muerte (el primer día es el día de la muerte en sí [20]), en el catolicismo, los días 3, 7 y 30.

Notas del Traductor:

1. La plaza Konyushennaya  es una de las plazas centrales de San Petersburgo . Situado en la intersección del terraplén del canal Griboyedov , la calle Bolshaya Konyushennaya y el carril Konyushenny . El puente Novo-Konyushenny domina la plaza .