El gran dilema estratégico que tuvo que afrontar el peronismo 1943-1955

15.12.2017

Introducción

En Argentina, la Segunda Guerra Mundial había actuado como un elemento protector de la industria - en tanto se había interrumpido  la llegada de productos extranjeros, principalmente británicos y norteamericanos -, y había hecho surgir una incipiente  industria argentina, por sustitución de importaciones.

Pero, dicha industrialización no sólo había nacido anárquicamente, sin planificación alguna, sino que era mirada y considerada por la clase política argentina como un fenómeno pasajero, como una anomalía destinada a desaparecer cuando se restableciese la paz mundial y volviese a reinar el librecomercio.

Es en esas circunstancias, que el Coronel Perón, se pregunta, y pregunta a sus camaradas del GOU: ¿Cuándo se acabe el conflicto bélico, qué vamos a hacer? ¿Lo que hicimos después de que terminara la Primera Guerra Mundial durante las presidencias de Hipólito Yrigoyen y  Marcelo T de Alvear, es decir, seguir aplicando un librecomercio irreflexivo? ¿Seguir practicando una política económica de fronteras abiertas, como históricamente hicieron los gobiernos conservadores y radicales, sin aplicar ningún tipo de medida arancelaria o para-arancelaria, que puedan defender a la naciente industria argentina, de la impiadosa competencia internacional? ¿Vamos a admitir lo que Estados Unidos propone, que es  la aplicación irrestricta y fundamentalista de la teoría del libre comercio?

Perón, pronto planteará a la sociedad argentina estas  cuestiones y reflexiones, dando a conocer estos mismos puntos de vista y la necesidad de tomar un rumbo diferente al de ese pasado, que cuestionaba frente a sus camaradas.

Continuar leyendo en el documento...