El tiroteo de Orlando

20.06.2016

Algunos lectores me han preguntado mi opinión sobre el tiroteo de Orlando.

No tengo ninguna. Veamos ver si juntos podemos llegar a un punto de vista razonable.

Empecemos con la primera pregunta básica. Antes de que haya un asesinato declarado, tiene que haber un cuerpo. ¿Alguien ha visto en la televisión o en los periódicos fotografías de cadáveres? Los cuerpos deben estar disponibles con facilidad si son correctas las informaciones de que cincuenta personas murieron y cincuenta o más resultaron heridas e internadas en el hospital.

No puedo soportar la televisión y los medios impresos “presstitutos” (neologismo que significa “prensa prostituta”. Nota del traductor). Se trata de organizaciones de propaganda a tiempo completo. Con suerte, algunos de ustedes tienen estómago para ver las noticias y rellenar los vacíos. ¿Todo lo dicho ha sido confirmado por alguna evidencia real?

Inicialmente, vi un noticiero de CNN y un informe de RT. Los informes estaban cargados de verborrea de la sangre vertida por todo el lugar, pero la única prueba visual que ofrecen son tres personas, supuestamente lesionadas, siendo ayudadas no por los médicos o por personal de emergencia, sino por la gente común. Un par de personas estaba ayudando a un tipo con tatuajes con el torso desnudo, pero no había ni rastro de sangre. Varias personas estaban ayudando a individuos con uniforme de policía a llevar a una persona que fue puesta en la parte trasera de una camioneta, no en la cabina. Alrededor de seis personas llevaban por una calle a una persona tendida boca abajo (sin camilla).

No había sangre y se veía como una representacion de una simulación de crisis. ¿Por qué boca abajo? ¿Una persona lesionada realmente es capaz de mantener rígido su cuerpo de manera que se puede acarrear boca abajo paralelo al piso? ¿Adónde lo llevan? ¿Se trata solamente de una cámara portátil? http://www.cnn.com/videos/us/2016/06/12/orlando-nightclub-shooting-witness-sot.cnn/video/playlists/orlando-nightclub-shooting/ ¿Cómo se ha transformado el protocolo según el cual las personas no entrenadas no intenten ayudar a los heridos? Cuando la policía llega a una escena, lo que generalmente ocurre es que la vacían de espectadores, no los reclutan para asistir a sus actividades o para que puedan acarrear a los heridos y muertos lejos.

Los lectores han notado que la evidencia visual no coincide con los informes verbales. Los lectores informan que Fox “News” y MSNBC han mostrado repetidamente el mismo material descrito anteriormente, de transeúntes llevando a las víctimas supuestamente lesionadas cuyas expresiones faciales son completamente sin tensión y no se ve sufrimiento, miedo o sangre.

De tal manera que ¿alguien ha visto algún cadáver? ¿Cualquier bolsa de cadáveres? ¿Cualquier herido trasladado a hospitales en ambulancias? ¿A cualquiera de los heridos internados en el hospital entrevistado por los reporteros de televisión? ¿Ha comprobado en la morgue algún periodista?

Al parecer, en el lugar de la matanza la gente hizo llamadas desde teléfonos celulares y envió mensajes de texto. ¿Pero nadie tomó fotos o filmó videos? ¿No hay cámaras de seguridad? ¿No hay portero como para notar que entró una persona fuertemente armada?

Con cincuenta personas asesinadas y cincuenta o más heridas e informaciones de océanos de sangre, debe haber un montón de pruebas. ¿Alguno de ustedes ha visto algo de eso?

Hasta donde yo sé, cadáveres que no sean los de los propios autores rara vez surgen de los ataques terroristas. No hay cadáveres que se hayan materializado de los ataques de París, excepto los de los presuntos perpetradores. Nunca salieron cadáveres de los disparos de Sandy Hook. Los únicos cadáveres que recuerdo de los disparos de San Bernardino eran del marido y la esposa presuntos autores y con las manos esposadas a la espalda. ¿La policía esposa a los muertos que la policía ha despedazado a disparos? No recuerdo cadáveres de Bruselas, que se haya informado de los cadáveres.

Se podría decir que los medios de comunicación se oponen a la invasión de la privacidad de las personas fallecidas y de sus familiares, mostrando cadáveres, o que los medios de comunicación no quieren mostrar escenas horripilantes -excepto para el caso de los videos de los terroristas musulmanes cortando cabezas de la gente. Pero por ahora las preguntas sin respuesta de los diversos tiroteos han creado tanto escepticismo que una persona podría pensar que los medios de comunicación proporcionarían pruebas corroboradoras de las versiones oficiales.

Tal vez las tienen. Yo, lo admito, no veo las noticias “presstitutas” (por prensa prostituta. Nota del traductor).

Con el fin de disparar a cien personas, habría tenido que volver a cargar varias veces la principal arma presuntamente usada, un AR-15, un procedimiento que toma el tiempo suficiente como para que las personas corran hacia el tirador y lo reduzcan.

¿Es posible para una sola persona disparar a cien personas con éxito pero no ser capaz de disparar por lo menos a un policía cuando ésta apareció? Recordemos el caso de Charlie Hebdo. Los dos asesinos eran altamente profesionales cuando acabaron con el personal de la revista y con un policía en la calle, pero más tarde, cuando se enfrentan a la policía, eran tan desgraciados e incompetentes como para sugerir que no eran las mismas personas. Recordemos los disparos de San Bernardino. Tres testigos dijeron que los tiradores eran tres hombres musculosos vestidos de negro, no un marido y una mujer diminuta con un bebé recién nacido.

Lo que es más problemático de estos tiroteos es que la historia parece estar ya preparada por el gobierno y se establece inmediatamente. Estamos hartos de la historia antes de que haya tiempo para una investigación por parte del gobierno o los medios de comunicación. Los medios de comunicación nunca investigan. Los medios de comunicación simplemente repiten la historia del gobierno una y otra vez hasta que se instala en la mente de todos. La evidencia en sentido contrario es simplemente descartada.

Los presuntos autores son siempre asesinados, por lo que nunca tenemos noticias de ellos. El único sobreviviviente de los distintos terrorismos es el hermano más joven de los Tsarnaev, que ha estado detenido en régimen de incomunicación. Nunca hemos oído directamente de él.

Uno podría pensar que en el presente los medios de comunicación estadounidenses tendrían al menos una pizca de escepticismo. Después de todo, durante los últimos quince años hemos perdido miles de millones de dólares en guerras en el Medio Oriente basadas en la mentira de que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y de que Assad utilizó armas químicas contra su propio pueblo. ¿Por qué los medios de comunicación están dispuestos a aceptar, sin ninguna investigación o incluso sin formular una pregunta, todo lo que el gobierno dice?

El presidente, el co-presidente y el asesor legal de la Comisión oficial del 11S han dicho públicamente que la comisión fue engañada por el gobierno de Estados Unidos, que retenía la información de la Comisión, y que la comisión fue “establecida para fracasar”. Si el gobierno no va a decir la verdad a la Comisión del 11S, ¿por qué el gobierno nos diría la verdad a sus peones?

No debe informarse simplemente para repetir las afirmaciones del gobierno. Pero eso es todo lo que obtenemos, desde las informaciones sobre los salarios, el desempleo y la inflación hasta las noticias sobre terrorismo y las alertas sobre la “agresión rusa”.

Envíen sus mensajes de correo electrónico con las direcciones URL de las emisiones de noticias que muestren cadáveres y otras pruebas reales. No hay envíe especulaciones. Puede ser que sean interesantes y que den en el blanco, pero lo que estamos tratando de hacer es ver si hay alguna evidencia real en favor de esta última historia de masacre en masa dentro de un club nocturno.

Será difícil, tal vez incluso imposible, conseguir alguna verdad sobre el tiroteo de Orlando. Demasiados grupos de interés ruidosos y bien organizados tienen un fuerte compromiso con la explicación del gobierno. Esto viene en auxilio del lobby anti-musulmán y la campaña de Trump, que quieren que los musulmanes permanezcan fuera de los EEUU, y que los que están aquí sean detenidos y deportados. Viene en auxilio del lobby de control de armas. Viene en auxilio de la izquierda-progresiva que quiere normalizar a las personas homosexuales y transexuales, con la efusión de simpatía hacia aquellos acribillados en la discoteca homosexual. Viene en auxilio de la industria del espionaje y del estado policial que no quiere un control de sus actividades. Viene en auxilio de la asesina política exterior de Washington -y qué si volamos niños musulmanes, mira lo que hacen con nosotros cuando crecen-, que es lo que dicen los israelíes sobre los palestinos. Viene en auxilio de los neoconservadores y del complejo militar y de seguridad, para los que las guerras contra los musulmanes completan su agenda y engordan sus bolsillos.

Todos estos intereses son mucho más poderosos que el derecho de los peones a conocer la verdad.