Entrevista a los árbitros del libro: "El cadáver de la literatura sigue siendo fértil"

20.09.2020

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

El último número de Livr’arbitres es un gran homenaje a la literatura rusa y a Edward Limonov, también es una gran oportunidad para descubrir esta publicación, que siempre es fascinante de leer.

A / ¿Puedes hablarnos de L'A?

La revista literaria no conformista Livr’Arbitres es fruto de una lenta maduración. Conoció varios nombres antes que éste (¿quizás sus lectores más antiguos habrán visto una copia del Baucent?). En definitiva, hemos tardado varias décadas en construirnos, en encontrar nuestro ritmo, nuestro equipo. Lo que me da más placer es que desde el núcleo inicial, ¡pocos nos han dejado desde entonces! Esto demuestra que hemos cambiado poco en sustancia y somos mejores. La revista nació en Metz, en el campus, como parte del sindicato de estudiantes Renouveau. Por tanto, tiene sobre todo un objetivo "militante". Estábamos en la Facultad de Letras, en Historia, queríamos compartir nuestras lecturas, nuestras convicciones, pero sin encerrarnos nunca en una capilla, de ahí el título que se impondrá después de "bibliotecario". Nuestro objetivo es doble. Por un lado, para honrar a los autores desaparecidos, abandonados en la acera, abandonados en viejos estantes. Por otro lado, ofrecer nuevas plumas, descubrir nuevos talentos. El cadáver de la literatura todavía es fértil, todavía produce algunas figuras hermosas y jóvenes (desde Bruno Lafourcade hasta Thomas Clavel, incluido el maravilloso Olivier Maulin)

R / Su último número pone la literatura rusa en el centro de atención. ¿Cuál es para usted la especificidad de los escritores de la patria de León Tolstoi y Fyodor Dostoyevsky?

¡Un lugar aparte, por supuesto! Es una tierra más radical que nuestra pacífica tierra de llanuras y arboledas, un territorio inmenso que habrá conocido tremendos trastornos. ¡Es difícil imaginar hoy los cataclismos del siglo XX en una sociedad marcada hasta entonces por la inmovilidad (hay que leer sobre este tema el Oblomov de Gontcharov, pero también a Sanine de Artsybachev), congelada en una tradición que ella creía inmutable! Una aristocracia sin aliento frente a una burguesía “ilustrada”, moderna y progresista. El mismo principio que prevaleció entre la monarquía francesa...

Pero Rusia es también y sobre todo una naturaleza magnífica, desde la estepa hasta la Taiga pasando por majestuosos ríos, una tierra de extremos que habrá marcado a su población y que sigue habitando en ellos. ¡Los poetas y escritores tienen aquí una gran herramienta de trabajo! Finalmente, la religión, la Ortodoxia tan exótica para nosotros, que a pesar de toda flota en el remanso actual: el poder confiscado y la corrupción aceptada; fomento del liberalismo en las costumbres y de un marco tradicional. Al tocar o repasar estos temas, y volver a su pregunta, no creo que la literatura rusa sea más o menos específica que la de Portugal o Irlanda. ¡Una tierra, un pueblo, una literatura! El temor a la arbitrariedad, a la deportación, marca inevitablemente a un escritor, a un intelectual; pero en la tierra de la dictadura mediática, de la corrección política, no es más fácil expresarse, abiertamente, sobre temas "desafortunados" estos días, ¡incluso en forma de ficción!

R / Recientemente fallecido, Edouard Limonov está en el centro del caso. ¿Qué opinas de la figura y obra de este escritor que fue a la vez aventurero y soldado político?

Limonov fue una "revelación" para mí. Siempre he tenido un tropismo por Oriente. Mi descubrimiento de Mitteleuropa al principio, luego un paso por Siberia en segundo lugar, siguiendo los pasos de Michel Strogoff, Corto Maltèse y Sylvain Tesson, solo lo confirmaron.

Limonov, hablando más en serio, lo descubrí con Mi Prisión. Hace más de veinte años, me recomendaron sus libros. Cuando escribió el Idiota International. Empecé a comprarlos en pequeñas cantidades, luego los dejé en un estante de mi biblioteca. Finalmente, recientemente, cuando conocí a su actual editor, Charles Ficat, volví a él a través de las publicaciones de esta valiente casa [Bartillat]... Tomando otros temas, la idea de una entrevista con Limonov fue rechazada varias veces, hasta más tarde. Finalmente, vi a Limonov en su última visita a París. ¡Fue una segunda sorpresa! ¡El hombre era tan atractivo como el escritor! ¡Aún más! Podemos entender su éxito político, aunque no condujo a ninguna victoria real. En eco, el movimiento cultural italiano propuesto por Casapound parece parecerse más, su visión política y sus iniciativas… ¡pero esta es otra historia!

R / De Alexander Dugin a Thierry Marignac, ¿cómo reunió a los colaboradores y los testimonios sobre él? 

¡Con el tiempo, los árbitros entregados se han convertido en una verdadera máquina de guerra! Finalmente, digamos que a partir de un pequeño núcleo de estudiantes hace veinte años, ahora se encuentra rodeado por unos cincuenta contribuyentes "potenciales". Dependiendo del tema, puedo pedir tal y cual. A través de Internet, a través de las editoriales, también puedo ponerme en contacto con personas que desconozco por completo. Por casualidad, también me encontré con ellos (para conocer a Dugin, pasé por su hija). Me presentaron a Marignac hace varios años. Es un hombre completo al que tienes que aprender a domar, ¡pero con el tiempo nos hicimos amigos! Esta es también una reseña literaria, ¡encuentros en la carne! ¡Y qué placer compartirlos con nuestros lectores! Marignac era cercano a Limonov, una amistad de cuarenta años que data de su estancia en París, de sus años en el Idiota International… Marignac también es traductor, es decir contrabandista, y entre otras cosas, tradujo La guerra de Vladimir Kozlov, que se puede encontrar en la colección Zapoi de la Fábrica de libros, pero también traduce poetas rusos, Canciones para las sirenas (Essenine, Tchoudakov, Medvedeva). Su última novela, El icono, también es una puerta de entrada al universo mental ruso.

R / Edouard Limonov es una referencia para toda la vanguardia rusa contemporánea. ¿Qué autores contemporáneos te llaman la atención?

He leído muy poco a Zakhar Prilépine hasta ahora. Para algunos, es un poco como el Bruto de Limonov, el traidor, para otros, habrá querido valerse por sí mismo y superar al maestro. ¡Tendrás que hacerle la pregunta! ¿Quizás en una futura entrevista? Claro, volveremos a eso en alguna ocasión... Creo que, a pesar o debido a sus compromisos, tiene algo que decirnos. No sé si los escritores se deben a sí mismos ser contratados, pero sé que prefiero un hombre de pie, brazos en mano para defender su ideal, que uno “escondido” … Prilépine tiene algo que ver con esta imagen consagrada de un tipo de hombre notable definido por su calidad de soldado, poeta o monje, ¡pero podría estar equivocado!

Entre los autores rusos contemporáneos, también se puede citar a Sergueï Chargounov (cercano a la línea de Limonov y Prilepine) o, en otro campo, menos político, Mikhaïl Tarkovski. Tienes que leerlo. ¡El clima helado es realmente la imagen que tengo de este enorme e inconsolable país! Es un escritor inspirador, como Sylvain Tesson, pero él, a diferencia de Tesson, ha elegido vivir en una cabaña y no solo usarla como un escenario temporal. Tesson es un habitante de la ciudad, enamorado de los espacios abiertos. Él no es "tierra", sin duda lo lamenta, ¡pero eso le da mucha libertad a cambio! Sobre Rusia, un autor al que también podría aconsejar sería Cédric Gras, su cuaderno de viaje Le Nord, c’est l’Est: aux confins de la Fédération de Russie (Phébus, 2013), una maravillosa introducción.