Geopolítica del colapso de la URSS (parte 2)

10.06.2020

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

Continuación de la conferencia del filósofo Alexander Dugin sobre la geopolítica de la URSS.

Después de la Segunda Guerra Mundial, tenemos un mundo bipolar, al frente del cual ya no está Inglaterra contra Rusia, sino otra potencia anglosajona: Estados Unidos contra la URSS. Esta estructura básica se refleja en el mapa político ideológico del mundo después de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, ¿qué pasó con el CFR?

El CFR se estaba convirtiendo en una fuerza cada vez más poderosa en los Estados Unidos de América. Es muy interesante que en 1974 los líderes del CFR, dos intelectuales muy importantes (uno es demócrata y el otro republicano), que ya hemos mencionado más de una vez en nuestro curso: Zbigniew Brzezinski y Henry Kissinger, los geopolíticos y estrategas intelectuales más grandes de los EE. UU., crean la Comisión Trilateral, que es una re-edición del proyecto que fue creado después de Versalles, donde esta Comisión Trilateral (Trilateral Comision) estaba formada por tres principios básicos. Nuevamente estamos tratando con la regionalización del espacio talasocrático:

  • Estas son los EE. UU. y la CFR, porque la gran mayoría (el 90%) de esta Comisión es proporcionada por los estadounidenses (CFR), representados subjetivamente por Brzezinski, Kissinger y David Rockefeller, en particular. Este es el núcleo de la Comisión Trilateral.
     
  • Se crea una rama europea de la Comisión Trilateral.
     
  • Y los japoneses. En este momento Japón ya está ocupado por los Estados Unidos después del año de 1945, y gradualmente se convirtió en la cabeza de puente de los intereses occidentales en la región del Pacífico.

Entonces, Estados Unidos, Europa y Japón son los tres polos, o tres lados de esta Comisión Tripartita. La Comisión Trilateral: Estados Unidos, Europa y Japón.

¿A qué nos recuerda esto?

Esto recuerda a la iniciativa original que se creó en un primer momento después de Versalles, cuando se creó el CFR. Ya aparece un espacio estratégico europeo integrado en lugar de solo un espacio inglés, pero el Royal Institute for Strategic Studies (Chatham House) conserva su posición. Es este instituto quien forma a los principales cuadros, aunque los representantes de Alemania y Francia de la posguerra ya están incluidos en esta Comisión Tripartita. Mientras la iniciativa planificada de la región del Pacífico se materializa inequívocamente en un ente subordinado pro-estadounidense (pro-OTAN), esencialmente ocupado por los estrategas estadounidenses, que es Japón.

Estamos tratando con una re-edición de la zonificación geopolítica, donde se pueden distinguir cuatro zonas en el mapa mundial. Tres de ellos están integrados por los Estados Unidos y son, por así decirlo, de transición hacia el gobierno mundial, estos son:

  1. La zona americana, que está más o menos bajo el control de los Estados Unidos de América, incluidos los países de América Central y América Latina. Dado que la influencia en ese período (60s-70s) de los EE. UU. es dominante. Estos países están en desarrollo, son débiles y dependientes. Los Estados Unidos desempeña el papel de un hegemón absoluto, un líder absoluto.
     
  2. El espacio integrado europeo también está bajo los auspicios del Atlántico Occidental.
     
  3. Y los países del Pacífico que siguen el camino de Occidente.

Tres zonas unidas en la estructura de la talasocracia global: tres espacios talasocráticos. Y la cuarta zona, contra la cual se dirige la Comisión Trilateral, son los países del campo socialista: principalmente la URSS y también la China comunista.

El modelo de cuatro niveles (cuatro polos, cuadripolar) es la base de esta Comisión Tripartita.

  • Al mismo tiempo, tres espacios se consideran talasocráticos. Integrados bajo los auspicios del prototipo de un gobierno mundial único: occidental, talascrático, capitalista, centrado en los Estados Unidos.
     
  • Y una de las cuatro zonas es la socialista soviética, que está excluida.

Tres están incluidas, una está excluido. Tres están integradas, uno, por el contrario, está sujeto a ser rodeada y presionada.

En consecuencia, este es el mapa estratégico de la Guerra Fría. Aquí está la guerra: una verdadera guerra estratégica de los continentes. La gran guerra de los continentes entre dos tipos de civilizaciones: la civilización de Cartago y Roma, Esparta y Atenas, el capitalismo y el socialismo ya en el siglo XX. La geopolítica se expresa (proyecta) en este modelo ideológico de confrontación (lucha ideológica) entre dos sistemas mundiales.

Sabemos que en los años 60 la crisis del Caribe surge cuando los estadounidenses descubren la presencia de misiles nucleares en Cuba. Casi hubo un conflicto nuclear en esta línea de división entre las dos civilizaciones, es decir, la guerra nuclear de los continentes. Es difícil de ignorar.

Luego fue detenida (retrasada), vino la coexistencia pacífica, pero la tensión se mantuvo constante. Las fronteras se encontraban en Europa Occidental. Estas fronteras eran muy peligrosas, muy ambiguas después de la Segunda Guerra Mundial. Stalin y Beria entendieron muy bien que, tarde o temprano, llegaría la hora de transformar estas fronteras. Porque o es necesario capturar Europa Occidental, o insistir en la neutralidad de Europa como tal, con la retirada paralela de las tropas estadounidenses y soviéticas de Europa Oriental y Occidental. Dos modelos que Stalin consideraba inevitables.

Después de la muerte de Stalin, especialmente después de la muerte de Beria (la ejecución de Beria) y la llegada de Jruschov, comienza el "deshielo de Jruschov", donde el nivel de autoconciencia geopolítica de la Unión Soviética cae bruscamente. Esto resulta muy interesante en las memorias de nuestros oficiales de inteligencia, estrategas y expertos en política exterior cuando todo esto estaba muy claro en la época de Stalin y Beria, aunque no mencionaron su nombre (la geopolítica se consideraba una ciencia burguesa), la conciencia geopolítica era muy aguda entre los líderes soviéticos. Después de Jruschov, comienza una crisis del pensamiento estratégico geopolítico, y en lugar de promover un proyecto para organizar la presencia estratégica de la Unión Soviética en Europa del Este, todo se detiene tal como estaba.

Si Jruschov intenta llevar a cabo la Perestroika, el regreso de Brezhnev congela la situación durante varias décadas. Pero, en principio, no existió una dinámica geopolítica. Toda la dinámica ha sido suplantada por el Tercer Mundo, donde hay conflictos entre Occidente y Oriente, pero ya no en territorios extranjeros donde el equilibrio fundamental de fuerzas no se ve afectado: en África, la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, Angola, Cuba. Es decir, se producen colisiones reales en la periferia. El sistema geopolítico básico se fija casi en un modelo de equilibrio bipolar inmóvil.

Además, desde un punto de vista geopolítico, este es un evento muy interesante que generalmente se ignora, pero que tiene enormes consecuencias. La Unión Soviética crea por medio del académico Gvishiani el "Instituto de Investigación de Sistemas", que comienza a funcionar como un socio de varias organizaciones que son la cobertura del CFR en Occidente.

Es decir, sin la presencia de un tercer enemigo (una tercera fuerza, por ejemplo, como Alemania o Austria en la Primera Guerra Mundial, o los países del "eje" en la Segunda), se intenta un acercamiento entre la Unión Soviética y Occidente bajo los auspicios de la teoría de la convergencia. De hecho, estos dos sistemas que se oponen entre sí geopolítica, ideológica, social y filosóficamente pueden ponerse de acuerdo sobre algún tipo de coexistencia conjunta. Y para este propósito, se crea en la Unión Soviética un centro académico cerrado (bajo los auspicios de la KGB) el "Instituto para la Investigación del Sistema" de Gvishiani. Su contraparte en Occidente es el CFR, el Club de Roma y varias otras organizaciones que hablan de crear un gobierno mundial.

Aparentemente, el académico Gvishiani y el "Instituto de Investigación de Sistemas" son una herramienta bajo la supervisión directa del Comité Central y especialmente de la KGB de la URSS para discutir lo siguiente:

  • ¿Es imposible dejar a un lado la confrontación de la Gran Guerra de los Continentes y la creación de un gobierno mundial global que solo represente al mundo capitalista occidental?
     
  • ¿Es posible reconsiderar esto a favor de la inclusión de la Unión Soviética en este gobierno mundial? Creando un sistema intermedio semi-capitalista y semi-socialista sobre la base de la teoría de la convergencia, es decir, una combinación de estos dos sistemas.

Estamos tratando de superar las leyes de la geopolítica y crear algún tipo de civilización intermedia: ni talasocrática, ni telurocrática, sino intermedia. Al menos los líderes soviéticos piensan que sí es posible. Y sus socios en el lado occidental (representantes del CFR) también dejan en claro que no les importa, no excluyan tal desarrollo de las circunstancias. Se crea el Club de Roma relacionado con el CFR, que está desarrollando una teoría de convergencia (coexistencia pacífica) entre los dos sistemas y, frente a la crisis demográfica, ambiental, de recursos, la crisis económica del futuro de la humanidad, esencialmente se propone crear un gobierno mundial en pie de igualdad entre Occidente y Oriente, entre la talasocracia y la telurocracia, eliminando las contradicciones ideológicas, eliminando la competencia de los sistemas económicos y eliminando este dualismo geopolítico.

Es interesante que las mismas personas que conocen mejor que nadie las leyes de la geopolítica y su dualismo están involucradas en esto, entienden profundamente este patrón, por un lado, aquellos que son los continuadores de la escuela clásica de la geopolítica atlántica.

Y de nuestro lado no existe una pregunta así. Nadie estudia geopolítica, un académico Gvishiani no ha escuchado nada sobre geopolítica: solo conoce la historia clásica soviética, marxista y leninista, y, sin embargo, está activamente involucrado en todo esto en la Unión Soviética. Luego viene un punto muy interesante.

En los años 80, accidentalmente encontré (cuando trabajaba en unos archivos en Francia) el siguiente documento. Es de la Comisión Trilateral, cuando Georges Bertouin luego la dirigió en Europa, y escribe en un comunicado secreto a sus representantes de la Comisión Tripartita en diferentes países. Dice que estaban preparando una reunión con los líderes chinos en ese momento para incluir a China en el proyecto para poder terminarlo. Entonces ya existían muchas contradicciones entre la Unión Soviética y China. Al separar a China del sistema socialista, le ofrecemos una enorme ayuda económica estructural para que pase a una posición neutral con respecto a la Unión Soviética. Y, de hecho, comienza la integración de China en la zona de libre comercio de la región del Pacífico. Por lo tanto, se espera que los representantes de la Comisión Trilateral visiten Beijing para cambiar radicalmente el equilibrio de poder.

Al mismo tiempo, Georges Bertouin escribe: "Debemos advertir a nuestros amigos rusos (en este caso "amigos" suena muy ambiguo, entonces estábamos enfrentados a la oposición de los dos sistemas políticos), en particular al académico Gvishiani, para que transmita al liderazgo soviético que el acercamiento de la Comisión Trilateral con China "No va en contra de los intereses de la Unión Soviética y que los incluiremos en la Perestroika (¡Año 1980!). Incluiremos la perestroika solo en la próxima etapa".

En consecuencia, la Comisión Trilateral está preparando un cierto modelo de revisión global de las fuerzas bajo los auspicios del desarrollo del diálogo con la segunda mitad de la humanidad, con la telurocracia en la persona de la Unión Soviética y China. En 1980, Deng Xiaoping comenzó una nueva política en China, que abre ciertas oportunidades liberales, y en algunos segmentos acerca a China al mercado capitalista global. Esto prepara el camino de la Comisión Trilateral para la integración de China en la zona de la talasocracia. La política clásica de expandir la zona de influencia del Rimland y del Heartland (China) como una civilización telurocrática, una parte socialista, aunque sea un conflicto de la URSS, pero parte de esta telurocracia soviética (sistema comunista) se está separando gradualmente de este sistema e integrándose desde el punto de vista de los estrategas talasocráticos del Atlántico en el sistema global bajo los auspicios de la "civilización del mar".

La "Civilización del Mar" se expresa de forma directa sociológicamente (ya hemos visto cómo funciona el concepto geopolítico). En el sentido económico y sociológico, la "Civilización del Mar" se manifiesta a través del capitalismo, el liberalismo y la libertad de comercio. Esto es exactamente lo que se propone, específicamente, la reforma estructural en China, que está siendo adoptada por los líderes chinos en cierta medida. Este es el comienzo de la Perestroika en China, que conducirá en dos décadas al milagro chino (incluso en una década), cuando, en general, este país socialista periférico se convierte en un líder mundial.

Al mismo tiempo, China está dosificando de manera bastante estricta y prestando atención al fortalecimiento de su propio poder nacional (está aplicando dosis de este modelo liberal). Y cuando los liberales insisten en una democratización similar en otros países, los eventos en la Plaza Tiananmen ponen fin a esta democratización. China conserva su poder político como parte del Partido Comunista, que acepta algunos modelos en su propio interés, aquellos modelos del sistema liberal capitalista que fueron propuestos inicialmente por los expertos del CFR (prestemos atención a esto).

Bueno, bien: los atlantistas, por ejemplo, fueron frenados por China.

¿Pero qué hizo el señor Gvishiani? ¿Cómo reaccionó en el "Instituto de Investigación de Sistemas" a la propuesta de unirse a la creación de este gobierno global mundial?

Es muy curioso que Gvishiani con su colega en el Comité Central del PCUS, Alexander Nikolayevich Yakovlev, estén comenzando a preparar la Perestroika dentro de la Unión Soviética. Esta reestructuración tiene dos fases o dos etapas.

La primera etapa de la perestroika es crear un gobierno mundial, avanzando hacia la convergencia. Durante este período, apareció un artículo de Shakhnazarov, asesor de Gorbachov (1986), "La administración de la sociedad global", que propone avanzar hacia el gobierno mundial junto con los países capitalistas sobre la base de la creación de un sistema intermedio. Es decir, el primer modelo estratégico que preparó el Instituto de Estudios de Sistemas, se basa en los principios del Club de Roma y la gestión en paridad del Occidente (capitalista) y el Este socialista (Bloque del Este) - gestión conjunta en paridad del mundo. Esta es la primera fase de la reestructuración.

Es significativo que en el Instituto de Estudios de Sistemas Gvishiani y de hecho todas las figuras clave de los años 90 reciban capacitación: Gaidar, Chubais, Berezovsky. La gran mayoría de los oligarcas soviéticos (rusos) provienen de esta estructura. Bajo los auspicios de la KGB, un estudio sistemático secreto del acercamiento con el Occidente capitalista y los pasos estratégicos correspondientes al acercamiento de la talasocracia con la telurocracia (socialismo con capitalismo) se están produciendo hasta el momento en que el nivel de preparación de este modelo para la transición al gobierno mundial con ambas zonas de responsabilidad se produzca: una zona de responsabilidad capitalista y una zona de responsabilidad socialista. La Perestroika está conectada con esto hasta el año 91.

Pero durante la Perestroika los representantes de las estructuras occidentales insisten cada vez más en un acercamiento según los términos occidentales. La idea es gradualmente presentada como un diálogo entre el sistema soviético en la persona del Instituto de Investigación del Sistema de la KGB y el ala reformista del Partido Comunista, como tema de este diálogo esta la Unión Soviética, y los centros occidentales, en particular el Consejo de Relaciones Exteriores (Council of Foreign Relationships, el CFR en sí mismo).

Poco a poco, este diálogo adquiere el carácter de una relación de desequilibrio. Es decir, en 1989, los líderes del CFR, incluido los Rockefeller, llegaron al Kremlin y se reunieron con Gorbachov. Y, de hecho, gradualmente, la Perestroika, comenzando con la teoría de la convergencia, bajo el control estratégico de los estrategas del Atlántico occidental, que fueron creados como un centro geopolítico para administrar el mundo global en interés de Occidente, comienza a aplastar al otro lado.

Ya saben, sucede tal cosa con los negociadores (probablemente lo han visto en las películas). Cuando un terrorista toma rehenes, existen personas especialmente entrenadas dentro de la policía en técnicas psicológicas sutiles que comienzan las negociaciones. La tarea principal de este negociador es convencer al terrorista de que abandone sus puntos de vista, pero de forma gradual. Hablan sobre el clima allí, sobre las mujeres, sobre algún tipo de sueño, sobre detalles cotidianos. La tarea principal: reprogramar psicológicamente a ese terrorista determinado, no permitirle completar su plan.

Existen negociadores tan sutiles que entienden perfectamente todo de una parte. A menudo incluso se ponen del lado psicológico del terrorista y dicen: "Te entendemos, tuviste una infancia difícil. Tuviste problemas con el acoso sexual, así que te entendemos perfectamente. Mira, allá, tienes un avión, dinero, todo se te dará ahora. Solo espera, no te apresures, no dispares".

La tarea del negociador es hacer bajar la guardia y permitir que el grupo de captura entre al lugar para atrapar al terrorista, por ejemplo, a un albergue y atrape al perpetrador evitando que realice lo que pretende cometer. Es significativo que la tarea del negociador sea mostrar que está del lado del terrorista, demostrar que está de su lado, que está velando al máximo por sus intereses, con el interés de resolver todo, de resolver la situación, aunque el negociador al mismo tiempo piensa en una estrategia completamente diferente. Está pensando en cómo destruir a su enemigo, al terrorista, de una manera más efectiva. Pero si lo digiera claramente todo, absolutamente todo el juego habría terminado.

Por lo tanto, el significado de este negociador es ser lo más flexible psicológicamente posible para conseguir:

  • la tarea básica que realiza,
     
  • Y al mismo tiempo convertirse en un confidente del terrorista.

Esto es lo que sucede a nivel de geopolítica global en los años 80.

La Perestroika soviética es el mismo proceso. Representantes de centros de control mundial psicológicos, globales y estratégicos profesionales que preparan el gobierno mundial, que comprenden perfectamente la psicología de los líderes soviéticos, los han estudiado a fondo (como estudian a un terrorista, a un maníaco, a un enemigo, a un adversario ideológico, a un fanático religioso): comienzan a utilizar sus características psicológicas para convencerlos de que nada terrible está sucediendo:

  • Que, de hecho, todo va según lo planeado, que ahora habrá un gobierno mundial con la participación de Gorbachov y la Unión Soviética.
     
  • Que la zona de influencia Oriental quedará bajo el control de los socialistas.
     
  • Occidente bajo el control de los capitalistas.
     
  • Y completamente en igualdad de condiciones, se creará un hogar europeo común, un equilibrio de fuerzas común, teniendo en cuenta tanto a estos como aquellos.
     
  • Y las nuevas tecnologías ayudarán a la Unión Soviética a lograr un avance tecnológico, que aún no ha sido suficiente.

Y poco a poco ya están entrando en su interior representantes de los círculos ultraliberales, a medida que el grupo de captura penetra en el interior de diversas fundaciones, las organizaciones no gubernamentales poco a poco comienzan a ser dominadas por nuevas condiciones. Aunque nuestros servicios especiales al principio reaccionan ante los disidentes, los demócratas, y ya desde diferentes lados bajo la apariencia de presentarse como guardianes del futuro soviético, se recluta cada vez más a un gran número de simpatizantes del mundo occidental capitalista.

Bajo los auspicios de este diálogo equilibrado están:

  • La eliminación del socialismo en la Unión Soviética,
     
  • Una revolución ideológica,
     
  • el desmantelar el sistema socialista,
     
  • Socavar el dominio del Partido Comunista como una fuerza política líder.

¿Por qué se ha preparado todo esto? Para derribar al enemigo de Occidente:

  • derribar la cuarta zona,
     
  • dividir el sistema soviético, que luego incluyó (después de la Segunda Guerra Mundial) en sí mismo a toda Europa del Este: los países del bloque de Varsovia y otros Estados socialistas.

De hecho, todo esto fue simplemente un engaño absoluto, directo e inequívoco por parte de los representantes más competentes de la geopolítica occidental, que comprendían perfectamente lo que estaban haciendo. Eran negociadores que estaban en contra de un ingenuo "maníaco" arrinconado por las difíciles circunstancias económicas: la confrontación de dos sistemas con una economía sobrecargada, con falta de flexibilidad y poca comprensión del nuevo modelo por parte de los líderes soviéticos.

Paralelamente, se están introduciendo agentes de influencia de Occidente en la Unión Soviética, se están reclutando representantes de sectores clave (en la economía, la política, los servicios especiales), es decir, se está realizando un trabajo destructivo para desmantelar el sistema soviético.

¿Cómo termina?

Gorbachov permaneció hasta el final, hasta el año de 1991 (Gorbachov entonces dirigía la Unión Soviética), y él era un partidario de esta primera fase. Creía firmemente en la distensión, en un hogar paneuropeo, en la preservación del sistema socialista, y entonces retiró las tropas soviéticas de la RDA, no se opuso a las revoluciones pro-occidentales (pro-capitalistas) de Europa del Este y siempre esperaba que el otro lado hiciera cosas simétricamente similares:

  • Es decir, la Unión Soviética retiraba sus tropas de la RDA, y la OTAN se retiraría de la RFA.
     
  • La Unión Soviética no impedirá el surgimiento de regímenes más democráticos en Europa del Este, y Occidente no integraría estos regímenes en la OTAN e influiría sobre sus pueblos.
     
  • La Unión Soviética entregaría a sus satélites, y Occidente entregaría a sus satélites.

Y entonces aparecería el modelo para la creación de una Europa neutral en la que Beria y Stalin estaban pensando, para que todo se pudiera decidir.

¿Qué es asombroso?

Que del lado de los negociadores del lado occidental está Zbigniew Brzezinski, uno de los teóricos y fundadores de la Comisión Trilateral, uno de los activistas del CFR.

Gorbachov espera pasos simétricos, como un loco que ha tomado un rehén, espera que le traigan ahora el dinero, el avión y con honor será enviado a las Bahamas para despilfarrar sus mil millones. Aquí, Gorbachov se sienta y espera a que el avión llegué con mil millones. Pero todo sucede igual que en las películas estadounidenses. Mientras la conversación prosigue, Gorbachov cree cada vez más que es un gran reformador, le aplauden, le organizan grandes encuentros (falsos) con grandes personalidades en Occidente con cada una de sus visitas:

  • Le otorgan premios de paz,
     
  • "¡Bien hecho! ¡Héroe! ¡Prosigue!",
     
  • "Eres el mejor líder ruso"

Se está trabajando para acordonar la influencia soviética, desmantelarla y desintegrar todo el sistema soviético: primero en Europa del Este, luego dentro de la Unión Soviética.

Es muy curioso que aquí podamos ver hablar a un atlantista profesional que conoce bien las leyes geopolíticas de la confrontación entre la talasocracia y la telurocracia, y una persona bastante ingenua que piensa en categorías muy limitadas.

Aquí daré dos pruebas históricas, ya que personalmente me reuní con dos participantes en estos procesos y tuve una conversación bastante detallada con ellos.

Primero con Brzezinski. Les diré lo que me dijo Zbigniew Brzezinski cuando me reuní con él hace cinco años en Washington (el autor del Gran Tablero del Mundo), dijo dos cosas muy interesantes. Lo primero que dijo fue lo siguiente.

Le pregunté:

- "Sr. Brzezinski, cree que, después de todo, el ajedrez es un juego para dos (lo que significa que hay atlantistas, hay eurasiáticos, hay telurocracias, hay talasocracias desde un punto de vista de la geopolítica en lo que él es un maestro)”.

"Ya sabes", me dice, "Sr. Dugin, nunca se me pasó eso por la cabeza".

Es decir, están acostumbrados a jugar por los dos, por lo que él juega tanto con los blancos como con los negros. Entonces encontramos a un atlantista por un lado y por el otro lado también encontramos a otro atlantista. Por lo tanto, naturalmente, el juego se hace no con dos grandes maestros, sino con uno: Brzezinski juega para un lado y él juega para el otro tambien. En consecuencia, el ajedrez es un juego para uno (me encontre muy interesado en una admisión tan franca).

Y la segunda es aún más franca:

Yo pregunte:

- "¿Podría comentar sobre como en su momento le prometió a Gorbachov la retirada de las tropas de la OTAN de Alemania, la desmilitarización (y las acciones simétricas)?"

Él dijo:

- "Lo prometimos".

Le dije:

"Entonces cómo sucedió que nos fuimos, y ustedes terminaron incorporando todos estos países a la OTAN".

Él dijo:

- "Engañamos a Gorbachov" ("We have tricked him").

Miré y pensé: "¡Qué persona tan fuerte, después de todo!"

Entonces, el negociador que probablemente neutralizó al maníaco, que lo envió a la cárcel, lo golpeó, lo abofeteó y liberó a los rehenes, luego cuenta cómo tuvo un éxito tan notable. ¿Qué más hacen los enemigos? ¿O qué hacen las personas en lados opuestos de las barricadas? Aquí está el testimonio de una persona que creó el CFR y la Comisión Trilateral.

La cuarta zona, que en el año de 1974 representaba la mitad del mundo bajo control telurocrático, es a través de una acción tan elegante, a través del "Instituto de Investigación de Sistemas", a través de Gvishiani, a través de los demócratas rusos (Gaidar, Chubais, los oligarcas), simplemente engañaron a Gorbachov – un "trick", dijeron. "To trick" - el inglés para "engañar, rodear con los dedos", mentir, se puede decir. Se lo llevaron todo: "We have tricked him".