La crisis política de Benjamín Netanyahu ¿Su salida del gobierno?

16.01.2019

La reciente crisis política de gobierno que existe en Israel se debe a las diferencias existentes entre la política exterior entre el Ministerio de Defensa y el primer ministro Benjamín Netanyahu. La grave situación política que pasa Israel es cada vez más seria, y esto se debe particularmente a la ingobernabilidad de Netanyahu que se encuentra en el limbo. Puesto que su posible salida del gobierno es solo cuestión de tiempo, dado que tiene grandes acusaciones de corrupción que son muy comprometedores.

El reciente exministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, afirmó que entró en conflicto con el primer ministro Benyamin Netanyahu, desde el momento en ‎que Israel prestó ayuda financiera a Qatar, otorgándole 15 millones de dólares para un apoyo logístico que llegaba a las manos de Hamas. Esto refleja la gran contradicción que existe en la política exterior de Netanyahu, ya que por un lado dice luchar contra Hamas, pero por otra parte, lo apoya financieramente. Lieberman, agregó que su renuncia es debido a que “Durante los últimos dos años y medio me he mordido la lengua. "Traté de cambiar las cosas desde adentro, pero las últimas decisiones de transferir 90 millones de dólares a Hamas fue demasiado”. “Y que actualmente Israel está alimentando a un monstruo, el cual si no paramos su rearme, prácticamente, en un año obtendremos un gemelo a Hezbollah”[[1]].No cabe duda que la política de Netanyahu es crear un enemigo suficientemente creíble para justificar sus ataques militares. Así pues, tener la aprobación y legitimidad del parlamento y seguir con sus políticas expansionistas.   

Se puede deducir que Lieberman está interesado en la paz, mientras ‎que el aparato militar israelí prefiere mantener el statu quo, y que paralelamente Netanyahu sigue ‎tratando de concretar el proyecto del Gran Israel de “Zeev Jabotinsky” que va del Tigris al Éufrates, lo que ocasionaría más tensiones militares en la región de Oriente Medio[[2]].Esto, a su vez, refleja que no existe algún interés diplomático por parte de Israel en lograr acuerdos con países que están a su alrededor, dado que su único interés es que dichos países estén más propensos al declive social y político.

Actualmente, Netanyahu está atado de manos y cada vez que avanza los meses, su situación en el manejo de la gobernabilidad se debilita y no tiene rumbo. Trata de buscar alianzas pero no las concreta, y eso demostraría que no sea el soporte esencial para el cargo que ocupa. Entre uno de los intentos para salvar su gobierno, fue a buscar algún arreglo político con el Ministro de Educación, Naftali Bennett, para discutir ¿Cuál sería el destino de las próximas elecciones generales de Israel? Puesto que las coaliciones partidarias podrían entrar en tensión a raíz de la crisis política en el gobierno. Bennett anunció que si no era nombrado ministro de defensa en lugar de Liberman, su partido también abandonaría la coalición, lo que automáticamente provocaría elecciones anticipadas y sería un duro golpe para el gobierno de Netanyahu[[3]].Esta situación agrava la estabilidad dentro del parlamento y su relación con el gobierno, ya que hasta el momento había una alianza que mantenía en el poder a Netanyahu. Por su parte, el partido Hogar Judío que es una pieza partidaria no despreciable da su respaldo a Naftali Bennett, para que ocupe el cargo de ministro de defensa —y advirtió que si Bennett no es nombrado ministro de esa cartera “se debe ir a elecciones inmediatas”—.

Sin embargo, la caída de Netanyahu podría darse principalmente por los graves escándalos de corrupción en los cuales está involucrado. Desde que los escándalos políticos salieron a luz pública, Netanyahu no ha podido llevar una gobernabilidad adecuada y sostenible, solo ha buscado desvirtuar su desprestigio a través de bombardeos teledirigidos a Palestina y Siria. Siendo eso, una maniobra de un político desesperado por sobrevivir y que no sea procesado penalmente por sus delitos. Es necesario mencionar brevemente cuales son los casos de corrupción que se le imputan a Netanyahu y de que trata cada uno de ellos.

En el “caso 1000”, se dice que Netanyahu recibió decenas de miles de dólares en regalos de Arnon Milchan, un productor de Hollywood de origen israelí, y de James Packer, un magnate de casinos australianos. Los regalos incluyen champán, cigarros, vuelos y habitaciones de hotel. A cambio, Netanyahu supuestamente ayudó a Milchan a obtener una visa de EE.UU. y Packer obtuvo un permiso de residencia en Israel. Netanyahu ha reconocido haber recibido los regalos, pero niega que fueran ilegales o constituyeran sobornos. 

En el “caso 2000”, Netanyahu está acusado de conspirar con Arnon Mozes, el dueño del diario israelí Yediot Acharonot, para apoyar el liderazgo de Netanyahu en el gobierno y que se mantenga en el poder sin ningún acoso mediático por parte del diario, lo cual permitiría que el diario obtenga beneficios y favores.

En el “caso 3000”, se involucra a Netanyahu en una supuesta corrupción en la venta de submarinos alemanes a Israel. La policía acusó al empresario Michael Ganor de sobornar a funcionarios del gobierno para convertirse en el agente de negociación de ThyssenKrupp, la compañía alemana que construyó los submarinos. Pero lo que sucedió en las sombras, fue que el abogado personal de Netanyahu, David Shimron, actuó simultáneamente como representante de Michael Ganor durante las negociaciones sobre la venta. Simplemente, una jugada con testaferro de por medio.

En el "caso 4000”, el director general del Ministerio de Comunicaciones de Israel, Shlomo Filber, está acusado de permitir ilícitamente que Bezeq, la compañía telefónica nacional israelí , compre acciones de YES, un proveedor de cable satelital. También existe otro caso de corrupción, que involucra a Sara Netanyahu —esposa de Benjamín Netanyahu— el cual se basa en el mal uso de fondos públicos en las residencias oficiales de la pareja. Se acusa a la primera dama israelí de usar el dinero del gobierno para pagar a chefs privados en eventos familiares, a una cuidadora de su padre y trabajos de electricidad durante fines de semana en la casa de la pareja, en la pequeña ciudad costera de Cesarea[[4]].

Sin duda todo estos casos de corrupción que involucran a Netanyahu lo han llevado a una crisis de gobierno jamás antes vista en Israel, lo que significaría que posiblemente exista un cambio político en los próximos meses. La cuestión es, que si ¿Existirá un cambio en la forma de dirigir la política o se mantendrá la línea política agresiva con sus vecinos de la región?

 


Referencias bibliográficas

[[1]] Ahronheim, A. (16/November/2018). Liberman:Israel gave inmunity to Hamas leaders by signing ceasefire deal. The Jerusalem Post. Obtenido de https://www.jpost.com/Israel-News/Liberman-Israel-gave-immunity-to-Hamas-leaders-by-signing-ceasefire-deal-572083

[[2]] Voltaire Network. (18/November/2018). Avigdor Lieberman, Israeli Minister of Defence, resigns. Voltaire Network. Obtenido de http://www.voltairenet.org/article203974.html

[[3]] Bollag , U. (16/November/2018). Netanyahu, Bennet Meet as Coalition´s future hangs in balance. The Jerusalem Post. Obtenido de https://www.jpost.com/Israel-News/Netanyahu-Bennett-meet-as-coalitions-future-hangs-in-balance-572081

[[4]] Bob , Y. (25/November/2018). Report :Netanyahu´s prosecutor recommends indictment in two cases . The Jerusalem Post. Obtenido de https://www.jpost.com/Israel-News/Report-Netanyahus-prosecutor-recommends-indictment-in-two-cases-572785