La farsa colorida

30.09.2016

Homosexuales, funcionarios estatales, políticos, diplomáticos, niños gitanos y, por qué no, Blackwater…

En el borrador preliminar del nuevo código civil, está escrito que los padres pueden comprar un móvil para un niño, pero después no pueden privar al niño de su posesión. También está escrito que los padres no pueden prohibir al niño para que no salga, y si lo hacen, podrían ser privados de la custodia del niño. También, el borrador del nuevo código civil dispone que los padres están obligados a informar al niño sobre la homosexualidad cuando el niño llegue a 5 años. Así que, ¿qué es el matrimonio homosexual comparado a esto?

El borrador preliminar del nuevo código civil dispone incluso reglas y obligaciones más estrafalarias que interfieren directamente en los asuntos de familia, lo que significa que todas esas normas están dispuestas para desmantelar a la familia.

ES más que obvio que el gobierno serbio haya recibido la orden desde sus jefes occidentales (UE, RU, EEUU) para ser persistentes en este tema. El nuevo borrador del código civil ha sido buscado como legislación desde 2006. El ministro de justicia ha hecho varias declaraciones públicas y notas sobre el tema desde 2006 a 2012, cuando fue anunciada la disputa pública sobre el proyecto del nuevo código civil. Pero esto fue con el anterior ministro. El nuevo ministro hizo un nuevo anuncio de la disputa pública sobre el borrador del código. Además del nuevo anuncio del ministro Selakovic sobre la disputa pública en torno al borrador del código penal en julio de 2015, no ha sido proporcionada ninguna otra información importante. Pero los medios pro-occidentales que sirven para promover las cuestiones LGBT, homosexualidad y matrimonios del mismo sexo también sirven como vanguardia de la decisión del gobierno, que está elegida por una minoría del número total de votantes. Los intentos de realizar marchas, desfiles y encuentros homosexuales han sido continuados por más de 15 años de un modo u otro.

Según pasa el tiempo, tienen cada vez más éxito en colarse dentro del gobierno pero menos éxito en la promoción pública efectiva. El número de homosexuales presentes en la marcha por sus derechos en el pasado 18 de septiembre fue mucho más pequeño que el año pasado o años anteriores. Pero, el número de funcionarios tomando parte se incrementó, así como el número de representantes de medios de comunicación pro-occidentales nacionales e internacionales. Esto también muestra que incluso los homosexuales serbios no están muy contentos con su situación general de vida en Serbia, así que la marcha por el matrimonio gay (entre otras cosas) se vuelve menos importante. En vez de ayudar a mejorar a esa gente joven, el gobierno serbio apoya las cosas que los desmantelan.

El evento de aquel domingo en Belgrado mostró otro motivo escondido para el cumplimiento de la agenda de los globalistas en los derechos de los homosexuales. La presencia tanto de parlamentarios del partido gobernante como de la oposición, funcionarios del gobierno, ex-funcionarios, y diplomáticos occidentales (EEUU, UE, RU) mostraron para lo que ellos necesitan realmente a los homosexuales: Les necesitan como soldados para su enfermiza agenda política, como idiotas útiles que ya están equivocados y engañados sobre todo. Algunos de ellos han de convertirse en la “élite” para que los otros tengan modelos de conducta.

La lógica natural sugiere que, si uno hace algo persistente y sistemáticamente, a diferentes niveles y a lo largo de los años, los resultados se volverán más grandes y mejores. El resultado de los esfuerzos del gobierno serbio (todos ellos desde el año 2000) se han vuelto más grandes y mejores en diferentes esferas para beneficio de la agenda homosexual. Paso a paso, los homosexuales han entrado al gobierno, medios de comunicación, y otras instituciones públicas y servicios. Cada vez más gente joven afirma ser gay, aunque algunos de ellos cambien sus mentes después de parar de tomar drogas y visitar eventos tecno-culturales.

El lobby homosexual ha ocupado el servicio social en ciertos municipios, por ejemplo. El servicio social gestiona (entre otros programas sociales), el asesoramiento familiar, las situaciones tras los divorcios, y la custodia sobre niños, y actúa como autoridad mediadora en algunas disputas familiares. Así, el único servicio social en el país, desde hace mucho empezó a colaborar con las ONG pro-gay.

Hay ejemplos de empleados y funcionarios del servicio social haciendo lobby para los programas de las ONG pro-homosexuales para entrar en el sistema público oficial. Una persona puede ser un funcionario estatal trabajando en el servicio público, al mismo tiempo, un destacado miembro de una ONG pro-homosexual. Esta es la esquizofrenia del sector público serbio, que no es el único en ese asunto. El hecho es que la gran mayoría de ciudadanos serbios no aprueba la enmienda al código civil para beneficiar a los gays y dañar a la familia, pero no es ninguna preocupación para el gobierno serbio. Además, ahora hay una ministra homosexual en el gobierno. Esto nunca ha ocurrido antes, y este es el verdadero éxito de Vucic. Él siempre afirma que algunas cosas nunca han ocurrido antes… si, esta vergüenza nunca ocurrió antes. Todos los reconocimientos van a él.

Siendo el testaferro político de occidente en Serbia, Aleksandar Vucic (y sus criminales encubiertos disfrazados como el gobierno) justo hacen lo que les dicen que hagan.

La marcha gay de aquel domingo 18, fue apoyada por la presencia de embajadores de EEUU, Alemania, e Italia (Kyle Scott, Axel Dietmann, Giuseppe Manzo, respectivamente), el jefe de la delegación de la UE, Michael Davenport, el jefe de la delegación de la ACNUR, Hans Friedrich Schodder, y la parlamentaria europea, Tanya Fayon.

Otros “asistentes” interesantes a este circo político, fue un miembro del ejército privado americano Blackwater (ahora renombrado como Academi). Las otras extrañas personas en este evento eran miembros de la comunidad gitana en Serbia que llegaron en “formato” de familia. A sus niños les dieron banderas homosexuales para ondear.

Mientras atendían a los periodistas en nombre del gobierno serbio y su asistencia al glorioso evento, Ana Brabic (la ministra homosexual en el gobierno) fue preguntada por la periodista rusa, Katarina Lane, si ella vino con su novia a la marcha homosexual. La ministra serbia respondió que tal cosa es un asunto privado para preguntar y que eso es su vida privada. Así que, si esa respuesta no es el acto de estupidez definitiva, entonces, ¿qué es? La ministra homosexual encuentra inadecuada una cuestión sobre ir a una marcha gay con su novia lesbiana para apoyar a la agenda homosexual. Así pues, ¿para qué sirve realmente esta farsa?