La Reconquista del carácter

19.10.2019

LA RECONQUISTA DEL CARÁCTER
Juan Villegas. Profesor de Filosofía.
Publicado en La Tribuna de Ciudad Real [19-10-2019]. Sección "Eudaimonía".

Se ha publicado recientemente un nuevo ensayo del profesor Carlos X. Blanco titulado De Covadonga a la Nación española. La hispanidad en clave spengleriana. El autor, un filósofo  de origen asturiano afincado en Ciudad Real desde hace ya unos cuantos años,  dice:  “he nacido en un lugar de España llamado Asturias, y allí están todas mis raíces. Este país es en sí presto a las paradojas (es un Norte de una Europa del Sur) y mi propia experiencia vital y mi conciencia identitaria me ha llevado a ciertas reflexiones que el pensador germano, Oswald Spengler, naturalmente, no podía emprender. Desde aquí, mi cuna, lanzo estas consideraciones sobre ideas difíciles, aviesas, como son las ideas de nación, pueblo, raza, cultura. Quiero reivindicar a Spengler como el gran filósofo y augur para el siglo XXI”.

Podrían hacerse distintas lecturas de este libro que hace una defensa  de las ideas del autor de El ocaso de Occidente y que comparte con él el pronostico respecto al devenir de Europa y la Civilización Occidental. Spengler concibe las civilizaciones a modo de organismos que, como éstos ,“aparecen, maduran, se marchitan y no vuelven más”, y al igual que los organismos, las civilizaciones están llamadas al ocaso.  Todas  las lecturas que puedan extraerse del libro de Blanco, eso sí y en cualquier caso,  llevarán al lector al terreno de la incorrección política. Cualquiera que se adentre en sus líneas se encontrará con un lenguaje y unas reflexiones que  se apartan de la vereda del pensamiento de moda y de las ideas de curso legal. Habrá a quienes les resulte provocativo y quienes, desde el pensamiento que se ha instalado en la simpleza, el de los 150 ó 160 ó 200 caracteres, el pensamiento vetado a la reflexión profunda y al análisis crítico de los folios sin dibujos, ni caritas, ni etiquetas, ni retuits,  no tardarán en tacharlo de reaccionario y ponerlo bajo sospecha, cosa, por otro lado, que, me imagino, no inquieta en exceso a su autor consciente de que el filósofo debe tener mucho de “tábano de Atenas”, de voz casi siempre molesta.

Desde las claves del pensamiento de Spengler, que recordemos que fue el inspirador de la Revolución Conservadora en Alemania, de quien el autor es un especialista acreditado,  Carlos Blanco hace un análisis de la historia de España que arranca de la Reconquista y llega hasta nuestros días. Es aquí donde, según escribe Robert Steuckers  en el prefacio del libro, reside su originalidad.  Tras un análisis minucioso se nos muestra lo que para el autor ha sido el camino hacia  un estado de decadencia en el que está sumida la cultura y el pueblo español, estado del que puede ser rescatado  por una nueva clase de “centinelas” inspirados en el pensamiento de Ortega y Gasset, a través de “un proyecto ambicioso de contención de la Decadencia, un proyecto que socialice a los pueblos, un afán de restaurar la Comunidad Orgánica de personas, prisioneras del individualismo, del estatismo y del Mercado”.

Sin quitarle importancia a la lectura en clave cultural y política de esta obra,  creo que también es sugerente  otra en paralelo en la que puede tenerse como referencia principal al individuo, no al pueblo, el estado, la raza, la nación o la cultura. El ocaso del sujeto, su decadencia, de la que ya nos hablara Foucault, puede ofrecer otra perspectiva desde la que leer este ensayo. En el análisis que hace el autor sobre  la neobarbarie sería interesante resaltar que ésta tiene como resultado además de la desintegración de la cultura y del pueblo también, y yo diría que fundamentalmente,  la del sujeto.  El consumismo, entre otras causas, ha sido el caldo de cultivo para la emergencia de unas multitudes formadas por individuos “sin médula anímica interior”, expuestos a la tiranía de las apetencias y del capricho. En un contexto de desaparición de la exigencia de excelencia el sujeto se precipita inevitablemente hacia la decadencia moral. A esta decadencia han contribuido decisivamente, como dice el autor,  “los sistemas educativos aberrantes, verdaderas incubadoras de indolentes y consumidores bárbaros que no hacen otra cosa que fetalizar o incluso reducir a la vida vegetativa a adolescentes y adultos”.

La urgente reconquista, la primera, es la de la persona, expuesta al imperante acoso de una sociedad acídica que extiende la plaga de la depresión por doquier, que medicaliza el malestar en lugar de preocuparse por vertebrar al individuo, dotarle de reciedumbre y de un carácter sin el que no es posible la identidad moral firme o las fuertes convicciones.

Libro reseñado: https://editorialeas.com/shop/hesperides/de-covadonga-la-nacion-espanola-la-hispanidad-en-clave-spengleriana/