Ingeniería social del mundialismo: la ONU dice que hay 112 sexos

Martes, 21 Marzo, 2017 - 10:00

Pablo Ferrer - Hispanidad - El artífice del hallazgo se llama Vitit Muntarbhorn y es el nuevo Defensor Global LGBT de Naciones Unidas. Hay sexos para todos los gustos: desde el que se define como ausencia de género, hasta el considerado como aglutinador de todos los géneros posibles, pasando por el que depende de los colores o de los estados de ansiedad. Muntarbhorn es el ‘experto’ designado por la ONU para asegurar que la ideología de género se implanta en todo el planeta. Y cuidado, porque para lograrlo quiere entrar en la intimidad de cada familia.

El Nuevo Orden Mundial (NOM) ha pasado al ataque directo, sin caretas. Ya no hay que pensar en conspiraciones lejanas de personajes oscuros. No, el NOM ya tiene cara y ojos y se llama Vitit Muntarbhorn. Es el hombre fuerte del régimen. Este abogado tailandés de 64 años se lo ha ganado a pulso y ha sido nombrado por la ONU, Defensor Global LGBT. Merece la pena memorizar el nombre completo de Vitit -si pueden-, porque se ha convertido ya en un claro referente del pensamiento planetario del mundo galáctico.

El sesudo de Muntarbhorn ha llegado a la conclusión -elevadísima, por otra parte- de que los sexos masculino y el femenino están ampliamente superados. Para ser correctos, hay que hablar de hasta 112 géneros distintos.

No es broma. El trabajo de Muntarbhorn es muy serio y desborda sentido común. Por ejemplo, habla del ‘a-género’, que son aquellas personas (o personos) que tienen la sensación de ningún género o que no tienen sexo o que son de género neutro. No se preocupen si no encajan en esta categoría, porque tienen otras 111 para elegir.

Por citar algunas, el ‘ansi-género’, muy extendido en las grandes ciudades ya que es un género que se ve afectado por la ansiedad. A mayor estrés, más género, y viceversa. O el ‘color-género’, que está asociado con uno o más colores. Así, se puede distinguir entre personas de género rosa, azul e, incluso, amarillo.

Y hablando de colores, también tenemos el género blanco. Pero cuidado, no se lancen a lo loco, porque es un género que sólo se puede describir como un espacio en blanco. En otras palabras, cuando el género se pone en duda, todo lo que viene a la mente es un espacio en blanco. ¡Qué claridad de ideas cuando impera la ciencia!

Pero no todo es tan sencillo. A lo largo de su ardua investigación, Muntarbhorn se ha encontrado con una piedra en el zapato: el ‘pan-género’, es decir, aquellas personas que tienen la sensación de tener todos los géneros juntos y al mismo tiempo. Y esto es un lío. Tanto, que algunas comunidades lo consideran muy problemático y han optado por definirlo como la manera de relacionarse con todos los géneros.

Todo esto es muy bonito e instructivo, de tal manera que Muntarbhorn está decidido a ir casa por casa implantando sus hallazgos. No es broma. Evidentemente, el nuevo defensor LGBT de la ONU no se va a presentar un día en la puerta de su casa, pero sí ha dejado clara su intención.

“El vórtice de la violencia y la discriminación, en sus múltiples formas, a menudo comienza en el hogar…”, asegura. Traducido, significa que cualquier día, los chicos de la ONU entrarán en su casa y le arrestarán por violentar a sus hijos con enseñanzas tan perversas como que sólo existen dos sexos -masculino y femenino- y que la orientación sexual y la identidad sexual, en realidad, no existen. Están avisados.

Hispanidad.com