Israel: liberado colono sionista acusado de quemar vivos a un bebé y a su familia

Jueves, 19 Mayo, 2016 - 12:00

Un tribunal isarelí ha ordenado la liberación del colono sionista acusado de quemar viva a una familia paelestina en una aldea en la ciudad de Nablus, en la ocupada Cisjordania. El colono Meir Ettinger será liberado en dos semanas después de 9 meses de detención administrativa. El 3 de agosto de 2015, fue el primer detenido después de la masacre de la familia Dawabsheh.

El  30 de julio de 2015, Ettinger, de 23 años, junto con un grupo de colonos extremistas incendiaron la vivienda de la familia de Daubasha en la aldea de Kfar Duma, ataque en el que murió quemado vivo un bebé de 18 meses, Ali Saad Daubasha. Sus padres murieron también, debido a las heridas causadas por las quemaduras, en las semanas siguientes. Nueve días después, el padre del niño, Saad, murió en el Hospital de Soroka, donde había sido tratado por quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Unos días después también la madre del niño palestino murió por la gravedad de sus quemaduras. Su hermano mayor, de 4 años, sufrió quemaduras graves en más del 70 % de su cuerpo y actualmente sigue hospitalizado.

Ettinger es nieto del rabino Meir Kahane, un rabino y político israelo-estadounidense que promovía una línea ultranacionalista favorable al Gran Israel y abogaba por la expulsión de todos los palestinos de su tierra. Ettinger es también uno de los inspiradores de la violencia cometida por los colonos israelíes contra los palestinos, musulmanes y cristianos.

Aunque en el mes de enero la justicia de ocupación israelí inculpó a dos colonos, incluyendo un menor, de asesinato y complicidad por el incendio contra la familia Dawabsheh, la decisión de las autoridades israelíes de no llevar a cabo una investigación transparente sobre el presunto papel de Ettinger en el caso es indicativa de la ausencia general de la aplicación de la ley en la Cisjordania ocupada y del desprecio de las autoridades sionistas hacia la población palestina.

Según la organización Yesh Din, más del 85 por ciento de las investigaciones sobre la violencia cometida por colonos israelíes contra los palestinos están cerradas y sin acusaciones, y sólo el 1,9 por ciento de las quejas presentadas por los palestinos contra los ataques de colonos israelíes logran una condena.

Los activistas y grupos de derechos humanos han calificado la excarcelación de Ettinger como una muestra más de la política racista y de la "cultura de impunidad" de la entidad sionista, que se refleja diariamente en los actos violentos y racistas de colonos y soldados del régimen israelí.