Nadezhda Savchenko instó a poner fin a la guerra en Donbass

Martes, 7 Junio, 2016 - 17:00

La diputada ucraniana, Nadezhda Savchenko, condenada en Rusia por el asesinato de 2 periodistas y posteriormente indultada, llegó a Slavyansk, donde dijo que lo primero que Ucrania necesita es detener la guerra, y entonces habrá dinero para las necesidades sociales.

"En primer lugar, detener la guerra. No habrá ningún dinero en Ucrania para las necesidades sociales hasta que no haya guerra. Lo primero que necesitamos es detener la guerra y, a continuación, elevar al conjunto de Ucrania", dijo en la televisión pública del Donbass. El video fue publicado en Youtube.
Los residentes locales le expresaron a ella sus problemas: Que no tienen suficiente dinero para comida o para su apartamento.

Como escribió "Delovoy Slavyansk", la gente le dirigió a ella sus diferentes preguntas de la zona: asistencia específica, el dinero "de los niños", ayuda continuada para los desplazados internos, para el trabajo.

"Entiendo los problemas locales, sin embargo, no sé cómo resolverlos Pero voy a ir hasta el final - Si pierdo, pierdo", dijo Savchenko.

Se informó de que anteriormente, Savchenko, el lunes por la noche llegó a la zona de las operaciones de castigo de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el Donbass.

A modo de recordatorio, después de reunirse con los familiares de las víctimas -periodistas- en el Donbass, a petición del Presidente de Rusia, Vladimir Putin firmó un decreto el 25 de mayo en la que se perdonó a la piloto de Ucrania, Nadezhda Savchenko, condenada por el asesinato de periodistas de la VGTRK en Donbass. Savchenko fue llevada a Ucrania. El mismo día, después de haber sido condenados en Ucrania e indultados por el presidente de Petro Poroshenko, los rusos Aleksandr Yerofeyev y Evgeny Aleksandrov, volvieron a Rusia.

Muchos fueron sorprendidos por el comportamiento y las declaraciones de Savchenko después de su liberación. En el aeropuerto de Kiev, Nadezhda Savchenko se bajó descalza del avión, dijo más tarde que ella ya estaba lista para convertirse en la Presidenta de Ucrania, admitió que su sueño es beber vodka, y de nuevo llegó al Parlamento con los pies descalzos.