globalistas

El monopolio de la verdad y la ausencia de un logos soberano

07.09.2020

El Estado se comporta como si tuviera el monopolio de la verdad. Además, de cualquier verdad, aunque él mismo lo niegue de todas las formas posibles (en este caso, este monopolio se ha transferido a alguna estructura supranacional). En la Edad Media, esto fue reconocido abiertamente y designado con un término especial, auctoritas, que implicaba tanto una autoridad indiscutible en el campo del conocimiento como la presencia de un potencial de poder suficiente para apoyar esta autoridad.