latinoamericanos

Algunos apuntes sobre los intelectuales populistas latinoamericanos

26.12.2020

Para una gran mayoría de la opinión académica liberal, el populismo es un término vago y despectivo. El populismo es considerado gregario, moralista, clientelista, carismático, catártico e irracional, al mismo tiempo que es acusado de perseguir una agenda económica redistributiva a corto plazo y que es de carácter coyuntural. Como movimiento, el populismo se aferra a la nostalgia de la pequeña propiedad y aborrece por igual la centralización burocrática y la división del trabajo. Su base demográfica son los grupos premodernos como el campesinado y los artesanos, o incluso el lumpen-proletariado. A menudo, el populismo es considerado como el caldo de cultivo de corrientes políticas autoritarias. Dicho sea de paso, que semejante estigma termina por convertirse fácilmente en un anatema: el populismo representa un avatar inconsciente que lleva al fascismo.