Palestina

Palestina: la importancia revolucionaria de este conflicto

19.05.2021

¿Cómo debemos pensar políticamente el Medio Oriente? Nuestro compromiso con el socialismo revolucionario europeo hace que apoyemos casi naturalmente la causa defendida por pueblos como el sirio, el libanés y el palestino. Sin embargo, vale la pena estudiar más detenidamente las razones de la solidaridad que expresamos por quienes luchan contra el imperialismo sionista. Primero debemos dejar claro de que no se trata de sustituir u odiar de forma descarada en nombre de la lucha revolucionaria. Nuestro anti-sionismo no es una forma de antisemitismo o judeofobia disfrazada, no es una postura pseudo-rebelde (un keffiyeh alrededor de tu cuello nunca nos convertirá en revolucionarios...). Esta ultima sería una oposición ideología que ha sido el fundamento de toda la política israelí desde la creación del Estado hebreo. Esta política se encarga de favorecer los intereses del globalismo en el Medio Oriente mediante la destrucción de todos los obstáculos que impiden su dominio. Resulta erróneo creer que este conflicto solo tiene consecuencias puramente locales. Es de suma importancia para todos los que no aceptan que los pueblos sean aplastados por la globalización capitalista.

 

El Sahara Occidental es extremadamente importante para la causa antiimperialista

16.12.2020

La mayoría de la gente nunca oyó hablar del Sáhara Occidental hasta que Trump reconoció unilateralmente las reivindicaciones de Marruecos sobre esta región en disputa del Magreb la semana pasada a cambio de que aceptara un acuerdo de paz con "Israel", pero en realidad es extremadamente importante para la causa antiimperialista ya que su posición es similar a la de Palestina y Cachemira a los ojos del derecho internacional.

 

Trump, Jerusalén y la nueva Guerra de Oriente Medio

07.12.2017

El actual sistema dominante o establishment estadounidense utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas, teniendo como pilar de su sistema político la sucesiva alternancia en el Poder del Partido Demócrata y del Republicano (ambos fagocitados por el lobby judío), con lo que la sorpresiva victoria de Donald Trump ante Hillary Clinton representó para Israel “perder una valiosa amiga para ganar un amigo mejor”, Donald Trump, el tapado de la AIPAC.