Trabajo

Liberémonos del trabajo asalariado

20.10.2020

La historia del trabajo asalariado es una historia de desposesión. La confiscación del trabajo para servir a los intereses del capitalismo. La emancipación de los asalariados será un paso crucial hacia una comunidad popular autónoma en una patria regenerada. 

 

¿Qué es la alienación capitalista?

20.08.2020

El capitalismo no es solo un sistema económico, es la matriz que engendró el mundo moderno y también un tipo humano, que algunos han llamado Homo Oeconomicus, fruto de una verdadera transformación antropológica. El capitalismo logró lo que los regímenes totalitarios del siglo XX soñaron, pero no pudieron lograr: dar a luz a un hombre nuevo y a escala mundial. Armado con su técnica y su dios único, el Dinero, conquistó el mundo, es decir, lo convirtió en un desierto. Desierto alrededor de los hombres, pero también desierto al interior del hombre. Para comprender este nuevo mundo y este nuevo hombre, para saber cómo pudo haber sucedido tal cosa, tenemos que volver a un concepto fundamental sacado a la luz por Karl Marx en su análisis del capitalismo: la alienación.

 

Etnias y economía

01.07.2020

La vida de cualquier nación está directamente relacionada con la gestión de su diversidad. Recolectores, cazadores, pescadores, pastores, agricultores: todos estos tipos de relaciones con la naturaleza han existido a lo largo de la historia, pero a menudo dependen del paisaje y los caprichos de la naturaleza. Algunos grupos étnicos se vieron obligados a cambiar sus métodos de cultivo para sobrevivir, otros murieron casi de inmediato cuando se alteró el equilibrio existente (por ejemplo, esto sucedió con algunas tribus nativas americanas de América del Norte, que dependían de la migración de bisontes, que fueron rápidamente exterminados por los colonialistas europeos).

 

La respuesta corporativista

06.05.2020

Cuando un estado desciende al caos y a la bancarrota, a menudo tanto del tipo económico como moral, puede haber una reacción de las partes sanas restantes del pueblo para promover una regeneración. Oswald Spengler se refirió en La decadencia de Occidente a esta época como el retorno del "cesarismo" y el derrocamiento de la plutocracia. Si bien es una reacción, es revolucionaria, porque el estado de descomposición está tan avanzado que se requiere un cambio radical, no solo en las estructuras, sino en la psicología de las personas. Es literalmente una "revolución"; en la medida en que busca un retorno a los orígenes.